Madrid, 18 may (EFE).- El 90 por ciento de los contenidos audiovisuales que consumen hoy los españoles sigue siendo pirata, una realidad que desespera a los productores de cine y que, a falta de políticas de Estado, sólo confían en que a largo plazo se produzca un cambio educacional.