Martes, 03 junio 2014 | 18:17h.

Tirotean un furgón policial en las inmediaciones de la Mezquita Roja de Islamabad

Tirotean un furgón policial en las inmediaciones de la Mezquita Roja de Islamabad

Islamabad, 3 jun (EFE).- Un grupo de desconocidos ha tiroteado hoy un furgón policial y ha herido a dos agentes en las inmediaciones de la Mezquita Roja de Islamabad, que fue escenario de una operación militar contra los radicales en 2007.

Una fuente policial informó a Efe de que el furgón policial fue atacado por varios hombres a bordo de dos motocicletas en una calle situada entre el controvertido templo y el popular bazar de Aabpara, frecuentado por muchos locales en la capital paquistaní.

Islamabad ha sido en los últimos años una ciudad relativamente segura a pesar de la violencia reinante en el país, pero este año ya ha habido al menos cuatro atentados en la capital, el más grave de ellos ocurrido hace tres meses en un juzgado y que costó la vida a 11 personas.

La Mezquita Roja fue en 2007 escenario de un asalto del Ejército para desalojar a radicales vinculados a Al Qaeda y atrincherados con cientos de rehenes en su poder, un choque que causó un centenar de muertos y desencadenó una ola de ataques suicidas que provocó más de 200 muertos en un mes.

El incidente fue un punto de inflexión en la creciente actividad de los yihadistas en el país asiático, y la Mezquita Roja se convirtió en un símbolo para los radicales islamistas en su lucha contra un Estado que consideran al servicio de intereses foráneos.

El templo fue demolido y luego reconstruido, y la zona suele estar muy vigilada por fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia para evitar el rebrote de núcleos insurgentes alrededor del templo.

Tras un fallido proceso de diálogo entre el Gobierno y los talibanes, el Ejército bombardeó el mes pasado posiciones insurgentes en las zonas tribales y acabó con la vida de un centenar de milicianos.

Analistas y medios locales han alertado de la posibilidad de que la insurgencia yihadista responda intensificando sus ataques en las principales ciudades del país, incluida la capital.