Thanos ataca a Titán | Thanos Rising / Marvel

Martes, 15 mayo 2018 | 10:08h.

Thanos de Titán: el (secreto) amor del genocida

En los cómics, el Titán Loco aniquila a la mitad de los seres vivos del universo, incluso a sus padres, buscando el amor de la Muerte

José Vicente Astorga

Ha llegado la esperada película Avengers Infinity War (Vengadores, la guerra del infinito), la cual introduce de lleno al mayor enemigo que han debido enfrentar los gladiadores de Marvel: Thanos de Titán y, al mismo tiempo, entierra al espectador en una tragedia helénica de tintes universales, a partir de los recurrentes tópicos de la muerte y el sacrificio que reinan los tres actos de la cinta, y que, como publica la revista Esquire ha superado los mil millones de dólares en taquilla en tan solo once días.

Thanos, también llamado el titán loco, Máster, Masterlord, Thanos Rex…, hace su primera aparición en la revista Ironman número 55, publicada en 1973, de la mano de los creadores Jim Starlin y Mike Friedrich. Según CBR (Comic Book Resources), el personaje está inspirado en Darkseid –de su competidora DC Comics–, creado por Jack Kirby para Superman’s Pal, Jimmy Olsen 134 (1970), donde este villano hace un cameo en las últimas dos viñetas del tebeo y luego debuta en The Forever People 1 (1971).

Cameo de Darkseid en Superman's Pal, Jimmy Olsen | DC comics

Cameo de Darkseid en Superman’s Pal, Jimmy Olsen | DC comics

El Titán Loco reaparece en Captain Marvel 23 (1973) y se presenta a sí mismo como «Thanos, rey de Titán… y futuro emperador del universo». Sin embargo, no es hasta 2013 cuando se narra su biografía en la espectacular novela gráfica en cinco partes: Thanos Rising, escrita por Jason Aaron y dibujada por Simone Bianchi y publicada en España bajo el título Thanos Origen.

“… Eso no es mi hijo… eso es… ¡Eso es un monstruo”
Sui-San, madre de Thanos

En ella, a través de un racconto, se viaja hasta su nacimiento con el síndrome de Deviant, una mutación genética que le da su color violáceo característico y provoca el rechazo de su madre, Sui-San, que lo considera un monstruo e intenta asesinarlo recién salido del útero, pues ve la muerte en sus ojos.

Mirado con recelo por sus compañeros de colegio y resentido por su soledad, solo consigue una «real» amiga, la cual no es más que una proyección de su mente desquiciada, esa voz interior que todo psicópata lleva soterrada y que perfectamente podría ser una alucinación hipnagógica o esquizofrenia, tal como le demuestra su padre, A’Lars, en un momento decisivo de su vida.

Thanos inicia sus crímenes desde niño, con el fin de cumplir los deseos de su amiga imaginaria. Primero, por venganza, aunque tal acción le consume en remordimientos; luego, justificando el hecho de que es un científico que debe llenar el profundo vacío que le provoca la soledad y que sus actos solo obedecen a la búsqueda de respuestas a sus interrogantes existenciales, comienza con presas mayores y con sus propios congéneres eternos, hasta llegar al vientre de su madre, al más puro estilo de Jean-Baptiste Grenouille.

Profesores, compañeros, planetas enteros, sus padres e incluso su descendencia son presa de esa insaciable búsqueda incitada por la Muerte. Esa pesquisa le lleva a buscar preciadas y míticas armas de deflagración universal: el Cubo del Infinito, creado en los cómics por una organización terrorista de la Tierra, I.M.A. (Advanced Idea Mechanics, A.I.M, en inglés); las Gemas del Alma –también llamadas Gemas del Infinito–, con las cuales destruye la mitad del universo para satisfacer a su amada Muerte, el amor secreto del genocida en el papel.

En el cine, el llamado Universo Cinematográfico Marvel (Marvel Cinematic Universe, MCU), que se inició con Ironman de Jon Favreau (2008), recién hace su primera aparición en una escena poscréditos de Avengers (Los Vengadores, 2012), incorporándose por completo en las dos partes de Avengers Infinity War –la segunda aún sin título oficial–, que le conduce al enfrentamiento con la mayoría de los héroes de la Casa de las Ideas, como si fuera una ópera wagneriana escrita por las plumas de Shakespeare y Goethe.

Thanos, fiel al cómic, muestra la faceta reflexiva pero psicótica, de enrevesada complejidad y profunda psicología, la cual es impulsada por su razón amoral y por el claro complejo de ser hijo de un titán y nieto de Cronos, con poderes casi divinos –pero insuficientes para lograr sus fines– que le hacen estar por encima de cualquier principio moral y cuyo deseo es matar a la mitad de los seres que infestan a los mundos de las superpobladas galaxias en busca del equilibrio.

Thanos ataca a Titán | Thanos Rising / Marvel

Thanos ataca a Titán | Thanos Rising / Marvel

El titán Loco, en su megalomanía, tiene claro que para lograr sus propósitos debe conseguir las herramientas que le permitan estar a la altura de su identidad de titán, un dios capaz de rehacer la Creación a su imagen y semejanza, aunque ello implique destruir todo, incluso al único amor que, reconoce, le importa, y es capaz de producir un instante de duda y aparente debilidad a su corazón omnipotente. Un momento en el que Thanos de Titán, el genocida, debe optar por dos caminos… y la tragedia está servid.

Fuentes consultadas:
CBR.com
Forever People (1971)
Ironman 55, 1973
La enciclopedia Marvel DK (2007)
Marvel Database
VK.com
Wayback Machine