Lunes, 21 abril 2014 | 21:29h.

Tamara Rojo pide respaldo de las instituciones privadas para la danza

Tamara Rojo pide respaldo de las instituciones privadas para la danza

Madrid, 21 abr (EFE).- La bailarina española Tamara Rojo ha pedido el “respaldo” de las instituciones privadas para que los teatros puedan llevar a cabo iniciativas a favor de la danza y el ballet clásico.

“Sé que doy mucha caña al sector público, pero lo que me gustaría poder cambiar es que teatros, como los Teatros del Canal, que tienen iniciativas muy importantes para ayudar a que la danza y el ballet clásico, esté más presente y tengan también el respaldo de las instituciones privadas”, ha dicho la bailarina en la presentación de su espectáculo “Le Corsarie” en este teatro madrileño.

Consciente de que en España hay “grandes compañías privadas que tienen mucho dinero y mucha reputación”, la actual directora artística del English National Ballet, compañía con la que representará este ballet del 24 al 27 de abril, ha deseado que esta falta de ayuda del sector privado “cambiara” y que hubiera más “implicación”.

Rojo (Montreal, 1974), también ha dicho que “ahora mismo” no vendría a trabajar a España porque “tiene una responsabilidad a largo plazo” con la English National Ballet y, en este sentido, ha reivindicado que los puestos de directores artísticos de las compañías nacionales de danza se convoquen en un “proceso abierto y democrático”.

“Espero que cuando Jose Carlos Martínez termine su dirección, que me parece que lo está haciendo muy bien, sea un proceso abierto y que se ponga el cargo, ya que es un cargo público, a concurso, para que cualquiera que lo quiera, sea español o no, tenga derecho a presentarse y que haya un consejo que decida quién es el mejor para la dirección de la compañía”, ha concretado.

Rojo, que lleva al frente de la English National Ballet 18 meses, ha recordado que este cargo “no le cayó”, sino que optó a él y entró en un proceso de selección junto a otros candidatos.

Según Rojo, así es “mucho más fácil” tomar una decisión sobre qué es lo más adecuado para la dirección de “una compañía nacional subvencionada con el dinero público”.