Sábado, 22 agosto 2015 | 23:10h.

Soldados venezolanos revisan "casa por casa" en la frontera con Colombia

Soldados venezolanos revisan "casa por casa" en la frontera con Colombia

Caracas, 22 ag (EFE).- Más de 2.000 soldados de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela revisan hoy “casa por casa” en una zona de la frontera con Colombia en busca de paramilitares, contrabandistas y acusados de otros delitos, en el marco del estado de excepción decretado por el presidente del país, Nicolás Maduro.

“A las 04.00 de la mañana de este sábado (08.30 GMT) comenzó el primer día de estado de excepción en las zonas fronterizas con la activación de más de 2.000 efectivos de la FANB”, informó la estatal Agencia Venezolana de Noticias.

El rastreo, precisó, se lleva a cabo en una zona del estado de Táchira “invadida” ilegalmente por alrededor de 1.900 familias, cuyos integrantes son en un “90 % de origen colombiano”.

“Aquellos que no estén legales en Venezuela tendrán que retornar a Colombia”, advirtió.

Maduro declaró anoche el estado de excepción en Táchira por 60 días prorrogables por el mismo período de tiempo y cerró “hasta nuevo aviso” en esa localidad todos los pasos hacia y desde el país vecino, a cuyas autoridades convocó de urgencia para acordar un nuevo régimen sobre el tránsito bilateral de personas y mercancías.

“Esta frontera queda cerrada hasta nuevo aviso, hasta que regularicemos nuestra vida económica-social”, dijo Maduro, tras confirmar que su decisión siguió a una emboscada sufrida el miércoles por miembros de una patrulla militar.

Dos tenientes de la FANB y un civil fueron tiroteados ese día en Táchira por supuestos contrabandistas o paramilitares.

Los soldados de la FANB se sumaron poco antes del amanecer al llamado Operativo de Liberación y Protección del Pueblo (OLP) que Maduro inició este mes en Caracas y otras ciudades, dentro de la lucha contra el hampa.

El general de división Temístocles Morantes Torres, encargado del OLP en Táchira, explicó a la agencia de noticias estatal que “muchas de las personas” que habitan en la “zona invadida” que revisan los soldados “mantienen acciones delictivas y estructuras paramilitares en Venezuela”.

Táchira, agregó el general, “es de gran influencia para el resto del país y, al tomar el control (del estado), creemos que se incidirá en la situación que se vive actualmente con los alimentos”, añadió en alusión al severo desabastecimiento de comida y otros productos que salen de contrabando de Venezuela hacia Colombia.

Los militares “también han ubicado a personas que están solicitadas por la justicia” y en las primeras horas de la operación “no ha ocurrido ninguna situación irregular”, añadió la agencia.