Miércoles, 16 septiembre 2015 | 14:22h.

Salmond dona el discurso que hizo por si ganaba la independencia de Escocia

Salmond dona el discurso que hizo por si ganaba la independencia de Escocia

Londres, 16 sep (EFE).- El exlíder del Partido Nacionalista Escocés (SNP) Alex Salmond ha donado al mundo académico el discurso que escribió por si ganaba la independencia en el referéndum del 18 de septiembre de 2014, donde prometía una “nueva e inquebrantable” relación con el resto del Reino Unido.

El texto, publicado hoy en el periódico “The Scottish Sun”, pasará al archivo del profesor de política James Mitchell de la Academia de Gobierno de la universidad escocesa de Edimburgo, que podrá utilizarlo en proyectos de investigación.

El documento, en el que se proclama que “Escocia ha renacido”, se da a conocer al cumplirse este viernes un año de la celebración del plebiscito, en el que un 55 % de los escoceses, frente a un 45 %, votó a favor de quedarse en el Reino Unido.

“Somos una nación. Una Escocia. Modelemos el futuro juntos”, habría dicho el antiguo líder independentista, ahora diputado del SNP en la Cámara de los Comunes, si hubiera ganado en la histórica consulta.

También habría asegurado que “la independencia significa igualdad y respeto mutuo” y vaticinado una “nueva e inquebrantable relación” con el Reino Unido.

“Utilizaremos esta atención sin precedentes para aclarar que Escocia se dispone a ser un miembro progresista y constructivo de la comunidad internacional”, reza el discurso, en el que promete que la nueva nación será “un participante comprometido” de la Unión Europea (UE).

Salmond habría declarado “un nuevo comienzo para la política”, en el que hubieran primado “las voces de la mayoría”.

El artífice del referéndum esperaba entonces que hubiera un periodo de transición de 18 meses para completar el traspaso de poderes desde Londres, un tiempo en el que la vida cotidiana -las escuelas, tiendas, hospitales…- seguiría “exactamente igual”.

Tras la derrota en el referéndum, Salmond dimitió como líder del SNP y como ministro principal del Gobierno autónomo escocés, cargos que ocupó su delfín Nicola Sturgeon.

Desde entonces, el SNP ha aumentado su popularidad y en las elecciones generales del pasado 7 de mayo ganó 56 escaños de los 59 que tiene Escocia en la Cámara de los Comunes, lo que le convierte en la tercera fuerza parlamentaria del Reino Unido.