Jueves, 12 marzo 2015 | 19:30h.

Representantes sanitarios denuncian la discriminación que genera la subasta

Representantes sanitarios denuncian la discriminación que genera la subasta

Sevilla, 12 mar (EFE).- Pacientes, farmacéuticos y responsables de la gestión sanitaria reunidos hoy en la jornada “Sensibilidad y equidad en el acceso al medicamento en Andalucía”, han coincidido en que la subasta de los medicamentos, como ocurre en Andalucía, “discrimina” a los pacientes andaluces sobre el resto de españoles.

Las jornadas, celebradas en Sevilla, ha aglutinado a pacientes, farmacéuticos y responsables de la gestión sanitaria, ha destacado que las subastas de los medicamentos es la “principal barrera” para la igualdad entre pacientes andaluces y los del resto de España, informa la organización en un comunicado.

La presidenta del Defensor del Paciente, Carmen Flores, ha denunciado que las subastas “discriminan a los pacientes andaluces respecto al resto de pacientes españoles en el acceso al medicamento”, y ha solicitado su paralización

Por su parte, los farmacéuticos han alertado de situaciones crecientes de desabastecimiento y han incidido en que esta medida “limita la capacidad de gestión del farmacéutico y deteriora la calidad asistencial de los ciudadanos andaluces”.

Esta medida fue puesta en marcha por Andalucía en 2012 para ahorrar costes pero supone, a juicio de los farmacéuticos, dar la exclusividad de la fabricación y comercialización de una molécula a un solo laboratorio.

Sin embargo, provoca la imposibilidad de algunos laboratorios adjudicatarios de las subastas -ya en su sexta convocatoria- de suministrar determinados fármacos, algo que, en su opinión, incrementa la oposición a la subasta por parte de los pacientes, los profesionales y los responsables de la gestión sanitaria.

Carmen Flores ha dicho que los pacientes andaluces “no pueden elegir entre diferentes fármacos, pero pagan por ellos lo mismo que el resto de ciudadanos españoles” y ha recordado que el hecho de que sólo se pueda dispensar y prescribir el fármaco adjudicatario de la subasta puede provocar problemas de adherencia en los pacientes.

También que las sustituciones que requieren los medicamentos afectados por los desabastecimientos provocan confusión en los pacientes ya que “los continuos cambios en el medicamento desconciertan al paciente y pueden generar serios problemas de continuidad del tratamiento”.

Ha solicitado a la Junta de Andalucía la paralización de las subastas “ya que van en contra de los intereses de los pacientes”.

Por su parte, José Luis Márquez, presidente de la Confederación Empresarial de Oficinas de Farmacia de Andalucía (CEOFA) ha explicado que los farmacéuticos “nos encontramos con situaciones cada vez más frecuentes de desabastecimiento porque la empresa adjudicataria no tiene capacidad de abastecer a las farmacias”.

Carlos Lens, subdirector general de Calidad de los Medicamentos y los Productos Sanitarios, ha destacado que “los medicamentos subastados no son más económicos para el paciente, no producen el ahorro anunciado por La Junta de Andalucía, y atentan contra la igualdad del paciente en el acceso al medicamento, uno de los ejes de nuestro sistema sanitario”.