Jueves, 23 octubre 2014 | 20:11h.

Rajoy advierte a Mas de que no caben "astucias" frente a la ley

Rajoy advierte a Mas de que no caben "astucias" frente a la ley

Barcelona, 23 oct (EFE).- El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido hoy al presidente catalán, Artur Mas, de que ante la ley no caben “astucias” ni “atajos”, en alusión a la nueva consulta del 9N, para la que ERC intensificará su campaña con la idea de que sea la primera vuelta de unas plebiscitarias para declarar la independencia.

Sin citar las aspiraciones independentistas de Mas ni la consulta alternativa del 9N, Rajoy ha defendido desde Brujas (Bélgica), en donde ha participado en la apertura del curso académico del Colegio Europa, la integración europea y el respeto al ordenamiento legal tanto de la UE como nacional recalcando que, frente a ello, no caben “astucias, ni atajos, ni añagazas”.

La astucia es la virtud a la que apeló Mas para esquivar las impugnaciones del Gobierno central pocos días antes de firmar el decreto de la consulta inicial del 9N, que sustituyó luego por el actual proceso participativo tras la suspensión decretada por el Tribunal Constitucional.

Para esta iniciativa, Mas no ha firmado ningún nuevo decreto -el Govern sostiene que no es necesario-, aunque no se descarta que el presidente catalán pueda hacer algún tipo de convocatoria a las urnas poco antes del 9N.

Por el momento, el Gobierno no ha actuado judicialmente contra el proceso participativo, aunque la líder del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha avisado de que “cada día que pasa hay más motivos para impugnar” el “falso 9N” y ha advertido al Govern de que “no piense que, por que quedan pocos días, el Gobierno no actuará”.

En este contexto, la plataforma Societat Civil Catalana ha presentado un estudio sobre la separación de Cataluña respecto a España, que concluye que llevaría a un “colapso” y una “crisis permanente” con unos efectos “catastróficos” como una caída del comercio con España, un 16 % de aumento de paro y 16.000 millones en recortes por la Generalitat.

Así lo ha detallado el responsable del estudio, Ferran Brunet, miembro de SCC y profesor de Economía Aplicada de la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB), que ha advertido de que ese proceso llevaría a un “descenso a los infiernos”, especialmente debido a la “incertidumbre”.

En paralelo, la dirección de CDC se ha reunido en la sede del partido para analizar la situación tras la reunión de Mas con el líder de ERC, Oriol Junqueras, quien aceptó apoyar el nuevo 9N, pero a la vez reclamó elecciones tras esa fecha con el objetivo de preguntar a los catalanes sobre la independencia.

Con esta idea de que el 9N es “la primera vuelta” de una próximas elecciones plebiscitarias, ERC, que rechazó en un primer momento el proceso participativo, intensifica desde hoy su campaña en favor del “sí-sí” a la independencia con más actos e incluso mítines a partir del 2 de noviembre y hasta el día 8.

En la misma línea, la presidenta de Òmnium Cultural, Muriel Casals, ha dicho que el 9N es como “la semifinal” del proceso soberanista “y sería recomendable que la final”, que serían unas elecciones en clave plebiscitaria, “se haga antes de las municipales” (mayo de 2015).

Por su parte, la ejecutiva de ICV ha aprobado una resolución del 9N en la que se muestra abierta a participar en dicha jornada aunque “con formatos diferentes”, incluido el de votación y también el de movilizaciones para reivindicar el “derecho a decidir”.

La Generalitat sigue sumando voluntarios para el 9N (33.784), mientras que el departamento de Enseñanza ha asegurado que tiene 1.793 voluntarios entre sus docentes, personal de administración, padres y alumnos de los entre 600 y 700 institutos y colegios propiedad de la Generalitat que formarán parte del proceso participativo del 9N.