Martes, 07 marzo 2017 | 12:43h.

Putin y Erdogán hablarán sobre la crisis de Siria y la lucha contra el terrorismo

Moscú, 7 mar (EFE).- El presidente ruso, Vladímir Putin, y el de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, discutirán acerca del conflicto de Siria y la lucha contra el terrorismo internacional en la reunión que mantendrán el próximo 10 de marzo en Moscú, informó hoy el Kremlin.

“Está previsto un intercambio de opiniones sobre aspectos urgentes de varios problemas regionales, en primer lugar en lo que se refiere a las perspectivas de cooperación entre Rusia y Turquía en la lucha contra el terrorismo internacional y la solución de la crisis siria”, dijo el Kremlin en un comunicado.

Asimismo, ambos abordarán la marcha de los proyectos de la primera central nuclear turca de Akkuyu y del gasoducto Turk Stream, añadió.

Moscú y Ankara firmaron en 2010 un acuerdo para la construcción de dicha central nuclear en Turquía, y según la corporación nuclear rusa Rosatom, el inicio de la explotación del primer reactor de Akkuyu está previsto para abril de 2023.

El proyecto, con un coste en torno a los 20.000 millones de dólares, contempla la construcción de cuatro grupos generadores dotados con los reactores rusos tipo VVER (refrigerado y moderado por agua) con 1.200 megavatios de potencia cada uno.

El proyecto Turk Stream acordado en 2014 prevé la construcción de un gasoducto para llevar el combustible a través del mar Negro hacia la frontera entre Turquía y Grecia, donde se crearía un centro de distribución para los países de la Unión Europea.

Erdogan viajará a Rusia en visita oficial los días 9 y 10 de marzo, y su reunión con Putin será el segundo día.

Según Ankara, la visita se considera “parte del proceso de normalización” entre Rusia y Turquía iniciado después de un incidente con un avión.

Putin y Erdogan sellaron en San Petersburgo (Rusia) en agosto de 2016 las paces tras más de medio año de estancamiento en sus relaciones por el derribo de un avión de guerra ruso por un caza turco en la frontera con Siria.

En octubre de ese año mantuvieron una entrevista privada en Estambul, adonde acudió el presidente ruso para asistir al Congreso Mundial de Energía.

El asesinato del embajador ruso en Ankara, Andréi Karlov, en diciembre a manos de un policía turco, supuso un duro revés para la cooperación entre Moscú y Ankara sobre Siria.

Rusia es junto a Irán el principal aliado del régimen del presidente de Siria, Bachar al Asad, lo que le ha valido numerosos desencuentros con Turquía, que ha apoyado abiertamente desde un principio a la oposición armada para derrocar al líder sirio.

Sin embargo, ambos países son mediadores de las rondas de negociaciones entre el Gobierno sirio y la oposición armada que han comenzado a celebrarse en Astaná, la capital de Kazajistán, con el objetivo de lograr cuanto antes un alto el fuego en el país árabe.