Miércoles, 05 noviembre 2014 | 19:11h.

Podemos se afianza como tercera fuerza política y pone cerco al bipartidismo

Podemos se afianza como tercera fuerza política y pone cerco al bipartidismo

Madrid, 5 nov (EFE).- Podemos se consolida como tercera fuerza política según la estimación de voto del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) poniendo cerco al tradicional bipartidismo encarnado por el PP y el PSOE, partidos a los que la formación de Pablo Iglesias incluso adelanta en intención directa de voto.

Si hoy se celebraran elecciones generales, el PP sería el partido más votado seguido del PSOE y Podemos, que sube con fuerza y se asienta en el tercer puesto, a muy poca distancia de los dos principales partidos.

El PP cae en tres meses del 30 por ciento en estimación de voto al 27,5, mientras que el PSOE sube dos puntos, del 21,2 al 23,9 por ciento, y Podemos irrumpe con fuerza y pasa del 15,3 por ciento que tenía en el barómetro del CIS de julio al 22,5 en octubre.

La caída del PP es más acusada si se compara con los resultados de las últimas elecciones generales de noviembre de 2011, en las que obtuvo un 44 por ciento de los votos y mayoría absoluta.

A ello se suma que Podemos es ahora el primer partido en intención de voto directo, sin contar con la estimación que realiza el CIS.

Un 17,6 por ciento de los encuestados dice que votará al partido de Pablo Iglesias frente a un 14,3 que afirma que optará por el PSOE y un 11,7 que admite que dará su voto al PP, partido que cae del primer al tercer puesto en esta escala desde julio.

El otro partido más afectado a priori por el ascenso de Podemos es Izquierda Unida que, aunque conserva el cuarto puesto, pierde la mitad de los apoyos que tenía en julio y pasa del 8,2 en estimación de voto al 4,8 por ciento.

UPyD mantiene su quinto puesto, pero también cae del 5,9 al 4,1 por ciento de los sufragios.

Llama la atención el ascenso de CiU que gana votos desde julio, al pasar del 2,9 al 3,8 por ciento.

Justo lo contrario que ERC, que pierde un punto exacto, y se queda en el 2,3 por ciento en pleno reto soberanista en Cataluña.

Muy cerca de ERC está Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, que logra un 2,1 por ciento de votos, más del doble que en el anterior barómetro.

El trabajo de campo de la encuesta del CIS se realizó entre el 1 y el 13 de octubre, coincidiendo con los días en los que estalló el escándalo de las “tarjetas opacas” de Caja Madrid y la crisis del ébola.

Pese a ello, el sondeo muestra un ligero descenso de la inquietud por la corrupción, citada por un 42,3 por ciento de los encuestados, a dos puntos de distancia del máximo histórico, que se alcanzó en marzo de 2013, sólo por detrás del paro, que se mantiene como primera preocupación ciudadana.

De hecho, la inmensa mayoría de los ciudadanos cree que la situación económica es mala o muy mala -82,2 por ciento- y, a un año vista, también son más los que creen que seguirá igual -45,3- frente a un 25 por ciento que cree que irá a peor, y un 20 por ciento que mejorará.

Tampoco son optimistas los españoles ante la situación política: el 80,5 por ciento la califica de mala o muy mala y sólo el 2,1 por ciento de buena o muy buena.

Con vistas al futuro, el 48,1 por ciento de los sondeados responde que la situación política seguirá igual, el 27,3 por ciento teme que empeorará y el 11,6 por ciento irá a mejor.

El primer barómetro del CIS desde la llegada de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE, refleja que supera en valoración ciudadana al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, aunque eso sí, ambos suspenden, al igual que el resto de dirigentes políticos.

Sánchez es el segundo líder político más valorado, sólo por debajo de la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos.

Este ránking se elabora únicamente con los portavoces parlamentarios en el Congreso, por lo que no incluye a dirigentes políticos emergentes como Pablo Iglesias, de Podemos.

Rajoy, por su parte, se sitúa en los tres últimos puestos de esta lista, y sólo los portavoces de Foro y UPN tienen peor nota que el jefe del Ejecutivo.

Pedro Sánchez obtiene una nota de 3,85 mientras que la de Rajoy es de 2,31 -1,54 puntos por debajo del líder socialista-. La nota de la primera de la lista, Uxue Barkos, es un 4,12.

Al igual que los líderes políticos, tampoco aprueba ningún miembro del Gobierno.

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, vuelve a ser la mejor valorada por los ciudadanos -2,90 sobre diez-, en unas calificaciones en las que el titular de Educación, José Ignacio Wert, repite con la peor nota, con un 1,47.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, también está entre los ministros peor valorados -en undécimo lugar, con 1,78 puntos- en esta encuesta que se elaboró en plena crisis del ébola.

Como ya es habitual, el CIS ha vuelto a preguntar a los españoles por sus preferencias en la organización del Estado.

El porcentaje de independentistas ha alcanzado este mes su récord de la serie histórica, con un 11,5 por ciento, aunque muy lejos de quienes respaldan el actual sistema autonómico, que representan el 36,1 por ciento de los encuestados.