Martes, 21 marzo 2017 | 14:23h.

Matesanz pide una ley "firme" que evite el turismo de trasplantes fraudulento

Matesanz pide una ley "firme" que evite el turismo de trasplantes fraudulento

Madrid, 21 mar (EFE).- El director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, ha pedido hoy una “acción legislativa firme” que establezca un periodo de dos o tres años de residencia en nuestro país para poder acceder a un órgano y evitar así el turismo de trasplantes fraudulento.

Matesanz ha hecho esta petición en la Comisión de Sanidad del Congreso, en su primera comparecencia parlamentaria, en la que ha reconocido que la legislación actual “puede tener algún agujero” que desemboque en esas prácticas fraudulentas (personas que vienen a España específicamente a trasplantarse) y ha advertido de que es “uno de los principales riesgos del sistema”.

El pasado año se detectó a un grupo de ciudadanos búlgaros que mediante contratos de trabajo ficticios lograron acceder a la lista de espera y cinco de ellos fueron sometidos a un trasplante antes de que la red fuera desmantelada.

Este caso “fue tremendamente preocupante, sobre todo porque se hizo a través de artimañas legales”, ha asegurado en declaraciones a los medios el director de la ONT, quien ha señalado que en un futuro estas acciones pueden ser “más elaboradas”.

“La única forma definitiva de arreglarlo es estableciendo un tiempo de residencia fija en España”, que podría ser de dos o tres años, ha indicado Matesanaz, quien ha precisado que “no hay ningún problema” en someter a un trasplante a personas que están de paso y tienen una urgencia.

El riesgo, ha insistido, es que “vengan cientos o miles de pacientes a través de una vía seudolegal y pueda ser un peligro”, y “eso es algo que se tendrá que solventar antes o después”.

En su comparecencia, a petición de PP, Matesanz ha considerado que el ejemplo de coordinación de la ONT, en la que están implicadas las 17 comunidades autónomas, es aplicable a otros aspectos sanitarios, como la oncología o las enfermedades raras, “pero hay que ponerse”, a la vez que ha pedido al Ministerio de Sanidad que ejerza su capacidad de coordinar y de liderar.

Profesionalización de la gestión y haber sido muy firmes en unos criterios distribución pactados con los profesionales y las comunidades “que se cumplen a rajatabla” son algunas de las “recetas” del éxito del sistema de trasplantes.

“Esa garantía que tiene el donante y el paciente de que el órgano que se done va a ir al receptor más adecuado esté en el punto de España que esté es uno de los valores fundamentales que hacen que el ciudadano confíe y esté muy orgulloso del sistema de trasplantes y que hace que las cosas funcionen”, ha subrayado.

Fruto de esa coordinación es que cerca de la cuarta parte de los órganos que se trasplantan proceden de una comunidad distinta a donde se realiza el trasplante.

El director de la ONT se ha referido también al caso de Pablo Ráez, el joven marbellí que consiguió convertir en fenómeno viral su combate contra la leucemia, y ha asegurado que gracias a su llamamiento se han incrementado los donantes de médula y se va a conseguir cumplir su sueño de llegar al millón de donantes en 2020-2021.

Respecto a la gestación subrogada, ha reconocido que se trata de un “tema complicado”, aunque ha considerado que es “perfectamente factible” aplicar un modelo legislativo similar al de los trasplantes, de tal forma que la gestante pudiera ser un familiar “de forma voluntaria y sin retribución”.

Aunque, a su juicio, también podría aplicarse el concepto de “buen samaritano” (persona que sin conocer al receptor dona un riñón o un fragmento de hígado de forma totalmente altruista) en la gestación subrogada.