Sábado, 03 enero 2015 | 18:35h.

Más de doscientos nadadores se lanzan al Atlántico en la lucha contra la ELA

Más de doscientos nadadores se lanzan al Atlántico en la lucha contra la ELA

A Coruña, 3 ene (EFE).- Más de doscientos nadadores han participado hoy en la IV Travesía Solidaria a favor de la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica) celebrada en torno al Real Club Náutico de A Coruña.

Con apenas doce grados en el agua y una sensación térmica similar en el exterior, 225 personas se han lanzado al océano Atlántico a las 11 horas.

La iniciativa, que llega a su cuarta edición, no hace más que crecer, pues los 76 participantes del año pasado se han multiplicado casi por tres en una jornada muy especial organizada por el Club Natación Liceo y la Asociación Gallega de Afectados por la ELA (Agaela).

En esta ocasión había dos alternativas, un recorrido corto de cuatrocientos metros y otro un poco más largo, de mil, en el que era obligatorio el uso de un traje de neopreno para evitar sustos relacionados con la hipotermia en pleno invierno.

Las dos rutas tenían una cosa en común, pues en ninguna de las dos “hay ganadores ni perdedores, cada uno llega como puede”, según ha explicado a EFE el presidente de Agaela, José Fraga Méndez, tras la prueba.

Desde esta asociación de han mostrado muy satisfechos con poder visibilizar esta enfermedad rara e incurable que padecen cerca de tres mil españoles y que muchos conocen a través del físico Stephen Hawking, el paciente más famoso con este mal.

“Hoy se ha conseguido un logro muy importante, también gracias al Liceo, porque se da a conocer una enfermedad que el año pasado casi nadie conocía. Gracias a diferentes eventos cada vez son más personas las que saben que existe”, añadió Fraga.

La jornada ha sido una fiesta para todos los que se han acercado al Real Club Náutico de A Coruña, pues allí han convivido afectados por la enfermedad, familiares y personas que se quieren solidarizar con los pacientes.

Los nadadores solidarios han podido conocer de primera mano lo que padecen quienes sufren este mal, también conocido como enfermedad de Lou Gehrig, ya que muchos, con diferentes grados, han estado presentes y han relatado cómo es su día a día.

Todos juntos han compartido una chocolatada en la que las bebidas calientes con sabrosos churros, acompañados de un sorteo, ha servido para devolver el calor a los helados cuerpos que salían de las aguas del puerto de A Coruña.

Aunque la media de las personas que padecen esta enfermedad está entre los cuarenta y los setenta años, se han podido ver casos de personas mucho más jóvenes que la afrontan y lo hacen, sin embargo, con una sonrisa y muchas ganas de luchar contra lo desconocido.

En la jornada de hoy se vivieron momentos emotivos y muchos recordaron la intervención de Fran Otero en la tercera edición de esta travesía, cuando habló con los presentes con la ayuda del dispositivo Magic-Eye que, a través de un ordenador, convierte los movimientos del iris de uno de sus ojos en voz, en una experiencia que impactó a muchos.

Participar en esta travesía solidaria costó seis euros, pero todos los interesados pueden hacerse socios de Agaela por apenas doce euros al año y contribuir así a una causa que tiene una media de supervivencia de tres o cuatro años desde su diagnóstico.

Algunas causas que podrían tener que ver con la aparición de este padecimiento podían estar relacionadas con la genética, aunque los expertos apuntan a una combinación de factores en un momento en el que aún queda mucho por investigar al respecto.