Jueves, 29 enero 2015 | 17:22h.

Las chaquetillas de cocina de Chicote llenan de color el Museo del Traje

Las chaquetillas de cocina de Chicote llenan de color el Museo del Traje

Madrid, 29 ene (EFE).- Las chaquetillas de cocina más divertidas del chef Alberto Chicote, firmadas por la diseñadora española Ágatha Ruiz de la Prada, se mostrarán en el Museo del Traje hasta el 1 de marzo en el marco de Gastrofestival 2015. “Es la primera vez que un museo acoge una exposición semejante”, ha dicho la creadora.

El mediático cocinero y la original diseñadora, que desfilará el próximo mes de febrero en Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, han inaugurado hoy esta exposición de 29 prendas que Alberto Chicote ha lucido en programas como “Pesadilla en la cocina” o “Top Chef”.

El primer diseño que Ágatha Ruiz de la Prada concibió para Chicote, una atrevida chaquetilla con estampado “flower power”, o la elegante bata roja aderezada con un motivo en forma de huevo frito que le sirvió al chef madrileño para despedir el año 2012 en las campanadas de La Sexta son algunas de las creaciones más especiales.

“A esta mujer no se le acaba la imaginación nunca”, ha reconocido entre risas el cocinero, que conoció a Ruiz de la Prada cuando él aún regentaba los restaurantes Pandelujo y No-Do.

“Chicote tiene todo el mérito, porque es él quien se atreve a ponerse mis diseños”, ha señalado la creadora; “lo que más admiro es su simpatía y su naturalidad”, ha señalado hoy a Efe Estilo.

El “affaire” profesional entre Ágatha Ruiz de la Prada y Alberto Chicote se remonta a 2007, cuando la Real Academia de Gastronomía puso en marcha el proyecto “Moda y Gastronomía. Recetario de la Pasarela Cibeles”; un cocinero debía crear un plato inspirándose en la propuesta creativa de un diseñador, y a Chicote le tocó, destino o casualidad, basarse en el trabajo de Ágatha.

“Entonces, yo le dije: Si tu me haces un plato, yo te hago una chaquetilla”, ha relatado la diseñadora. Así comenzó una fluida colaboración -y una amistad- que alcanzó relevancia mediática cuando el “chef” continuó vistiéndose con los diseños de la colorista creadora durante su participación en espacios como “Pesadilla en la cocina”, que muy pronto estrenará nueva temporada.

Ágatha Ruiz de la Prada ha respetado el patrón clásico de las chaquetillas de cocina -chaqueta cruzada, doble botón y dos puños- pero impregnando cada diseño con su particular imaginario, donde el color, las estrellas, los corazones y las flores relevan a los tonos oscuros (es bien sabido que ella “odia” el negro).

Ambos mundos, gastronomía y moda, se relacionan íntimamente; “los grandes cocineros son creadores que firman sus recetas, como los modistos identifican sus diseños”, escribe Rafael Ansón, presidente de la Real Academia de Gastronomía, en el prólogo de un libro publicado por la Fundación Ágatha Ruiz de la Prada que repasa en imágenes los mejores momentos de la diseñadora y el chef.