Viernes, 21 marzo 2014 | 20:04h.

Las autoridades de Crimera permiten la entrada del enviado de la ONU

Las autoridades de Crimera permiten la entrada del enviado de la ONU

Ginebra, 21 mar (EFE).- El enviado de la ONU para Ucrania, Ivan Simonovic, llegó hoy a Crimea, territorio que acaba de ser anexado por Rusia, en una visita de dos días para preparar el trabajo de una misión de expertos que vigilará la situación de los derechos humanos, se anunció hoy desde la sede de Naciones Unidas en Ginebra.

Simonovic visitó la semana pasada Ucrania y, a pesar de las gestiones que realizó, las autoridades prorrusas de Crimea no le permitieron visitar la península.

La ONU consideraba “urgente” evaluar la situación de los derechos y libertades fundamentales en Crimea, en particular de las minorías, al destacar que en pocos días se habían producido “cambios tremendos” que no eran positivos.

El Gobierno de Crimea, incorporada hoy oficialmente a Rusia, permitió la entrada de Simonovic a la cabeza de un equipo de cuatro personas, que se reunirán con autoridades de Crimea y representantes de la sociedad civil, incluidos funcionarios ucranianos y sus familias, así como representantes rusos.

Los funcionarios de la ONU que serán desplegados en Crimea dependen de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Ginebra.

La misión se entrevistará esta tarde con el primer ministro de Crimea, Serguéi Axionov; el presidente del Parlamento, Vladímir Konstantínov; la fiscal general, Natalia Poklonskaya, además de representantes de la oficina del Defensor del Pueblo, de la prensa y de organizaciones regionales.

Asimismo, Simonovic se encontrará con el jefe del Congreso del Pueblo Tártaro de Crimea, Refat Chubárov.

La situación de los tártaros, una minoría étnica de confesión musulmana que tiene una presencia histórica en Crimea, está entre los asuntos que más preocupan a la ONU y a organizaciones defensoras de los derechos humanos, pues son partidarios de la integridad territorial de Ucrania y contrarios a la anexión de Crimea a Rusia.

Simonovic se reunirá también con el cónsul general de Rusia.

Al término de su misión de la semana pasada en Ucrania, el alto funcionario de la ONU anunció que desplegaría de forma urgente una misión en ese país para documentar las graves denuncias de violaciones de los derechos humanos y ayudar a reducir las tensiones.

Entre esas alegaciones figuraban las de torturas, desapariciones, detenciones arbitrarias y ejecuciones sumarias, incluso con la actuación de francotiradores.