Domingo, 04 junio 2017 | 20:25h.

La V Fiesta de la Trashumancia acerca 800 ovejas al Acueducto de Segovia

La V Fiesta de la Trashumancia acerca 800 ovejas al Acueducto de Segovia

Segovia, 3 jun (EFE).- Cerca de 800 ovejas merinas se han acercado hoy al Acueducto de Segovia para reivindicar la tradición de la trashumancia y reclamar apoyos para un sector “clave” para Segovia y para Castilla y León, según ha indicado en declaraciones a Efe el presidente de Segolechal, Quique Santana.

Cientos de personas han presenciado la V Fiesta de la Trashumancia que tras el desfile de ganado ha acogido una exhibición de pastoreo con burros y perros y una exposición de mastines, todo ello amenizado por los bailes del grupo de danzas Villa de Cuéllar.

En cuanto al futuro de este oficio Santana ha asegurado que la situación es “complicada” y que en 25 años la cabaña ganadera “quedará muy mermada”, de hecho ha recordado que en los últimos 12 años el número de ovejas ha descendido en España de 22 a 12 millones.

Asimismo, ha pedido un mayor apoyo institucional para el sector, porque aunque ha reconocido que han incrementado el control de ganado del exterior, que supone en torno al 40 por ciento de lo que se consume en España, “existen muy pocas ayudas, a diferencia de lo ocurre en otros países europeos como Italia o Francia”, ha sentenciado.

Las distinciones de los “Cencerros Dorados” de esta edición, con la que se clausura la I Semana de Turismo y Gastronomía de Segovia, han sido para el actor Luis Callejo y la cantante Rebeca Jiménez como reconocimiento a su difusión de la cultura y de las raíces segovianas.

Este tipo de pastoreo en movimiento es una práctica en extinción, y es que según ha indicado uno de los últimos ganaderos que lo practican en Segovia, Jesús María Valverde, “los escasos incentivos están provocando que los jóvenes se alejen de esta profesión”.

Además de la falta de relevo generacional, Valverde ha señalado los bajos precios a los que se paga la pieza que rondan los 36 euros como otro de los problemas de ganadería ovina, ya que a su juicio, supone una devaluación del 50 por ciento en 20 años.

El broche de esta fiesta lo han puesto los más de 450 kilos de carne que componen las 800 raciones de caldereta que se han repartido a un precio de cinco euros, destinados al proyecto de la ONG Amref Salud África contra la mutilación genital femenina.