Miércoles, 15 octubre 2014 | 19:52h.

Justicia quiere evitar los juicios a los conductores con embriaguez que acepten la pena

Justicia quiere evitar los juicios a los conductores con embriaguez que acepten la pena

Madrid, 15 oct (EFE).- El Ministerio de Justicia quiere evitar que los delitos de conducción en estado de embriaguez lleguen a juicio cuando los acusados se enfrenten a penas de multa o privación del carné de conducir y acepten la propuesta de acusación que el fiscal le enviará a casa por correo.

Esta reforma ha sido anunciada esta tarde por el nuevo responsable de Justicia, Rafael Catalá, en su comparecencia ante la Comisión de Justicia de la Cámara Baja para presentar las principales líneas de actuación al frente del departamento en el que ha sustituido a Alberto Ruiz-Gallardón.

Según datos de la Memoria de la Fiscalía General del Estado, la mitad de las sentencias condenatorias que se dictan en España son en juicios por delitos de conducción en estado de embriaguez, lo que supone desviar muchos de los esfuerzos y recursos de la Administración de Justicia.

A fin de aliviar la carga de trabajo de jueces, fiscales, secretarios judiciales y funcionarios, y que dediquen sus esfuerzos en la persecución de otros delitos, el Ministerio de Justicia quiere que la mayoría de estos procesos se puedan resolver sin necesidad de llegar a juicio.

La reforma anunciada por Catalá supondrá que en los casos en los que los conductores se enfrente sólo a penas de multa y privación del permiso de conducción se pueda evitar la vista oral siempre y cuando el imputado acepte la propuesta de acusación que el fiscal le enviará por correo.

En ese caso, ya no se celebraría el juicio y el conductor cumpliría la pena propuesta por el representante del ministerio fiscal.