Jueves, 01 junio 2017 | 18:58h.

India se convertirá en miembro de pleno derecho de la OCS la próxima semana

India se convertirá en miembro de pleno derecho de la OCS la próxima semana

Moscú, 1 jun (EFE).- La India se convertirá en miembro de pleno derecho de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS) durante su cumbre de líderes de la próxima semana en Astaná, anunció hoy el presidente de Rusia, Vladímir de Putin, en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro indio, Narendra Modi.

“Rusia saluda la adhesión oficial de la India a la Organización de Cooperación de Shanghai en calidad de miembro de pleno derecho, que será formalizada en la cumbre de la OCS de Astaná de los días 8-9 de julio, dentro de una semana”, dijo el jefe del Kremlin.

Aunque el mandatario ruso no hizo referencia a Pakistán, se da por hecho que el vecino e histórico rival de la India también oficializará en Astaná su estatus de miembro de pleno derecho de la OCS.

En la cumbre del año pasado celebrada en Taskent, los dos países ya firmaron el Memorando de obligaciones del club, formado por Rusia, China, Kazajistán, Kirguizistán, Uzbekistán y Tayikistán.

Gracias a su integración en la OCS, las dos potencias nucleares y rivales que se han enfrentado en varias guerras desde 1948 contarán con un nuevo espacio para limar su diferencias.

Putin y Modi mantuvieron una reunión bilateral en el marco del Foro Económico Internacional de San Petersburgo, encuentro que aprovecharon para acordar profundizar la cooperación entre sus países en el ámbito del programa bilateral técnico-militar vigente hasta 2025.

“Con la participación de Rusia, se han creado en la India industrias militares de alta tecnología. Hemos acordado con el primer ministro de la India continuar en el desarrollo conjunto y la producción de armamento moderno”, afirmó Putin.

Los dos países firmaron hoy el acuerdo marco para la construcción de otros dos reactores -el quinto y el sexto- en la central nuclear de Kudankulam, en el sur de la India.

Los dos primeros reactores de la central se conectaron a la red en 2014, tras un largo proceso que comenzó con un acuerdo en 1988 entre la India y la entonces Unión Soviética, y cuya construcción se demoró hasta 1997 tras la caída del bloque comunista en 1991.

Hace tres años, Moscú y Nueva Delhi acordaron la construcción de la tercera y cuarta unidad de generación en las instalaciones levantadas por la corporación nuclear rusa Rosatom.