Viernes, 19 diciembre 2014 | 10:28h.

El Templo Mayor mexicano celebra el centenario de su hallazgo con una exposición

El Templo Mayor mexicano celebra el centenario de su hallazgo con una exposición

México, 19 dic (EFE).- El Templo Mayor de México conmemora el centenario de su descubrimiento con la inauguración de una exposición que recoge su historia y está dedicada a la figura del arqueólogo y antropólogo Manuel Gamio, a quien se le atribuye el hallazgo.

Dede este jueves y hasta abril de 2015, el Museo del Templo Mayor exhibe para los visitantes una colección de documentos, mapas, piezas arqueólogas y objetos personales de Gamio.

Además, se ha desvelado el busto del arqueólogo que el artista Sergio Pedraza ha esculpido con motivo del centenario y que se ubicará en un “punto significativo del recorrido actual de la zona arqueológica”.

Organizada a lo largo de seis grandes apartados, la muestra realiza un recorrido que arranca con la llegada de los españoles a México y pasa por el debate que se desarrolló a lo largo de los años respecto a la ubicación los vestigios del templo.

“Normalmente lo que nos cuenta la historia es que cuando los españoles conquistaban ciudades prehispánicas lo primero que hacían era retomar los edificios más importantes de estas ciudades para ahí ubicar catedrales e iglesias, para fortalecer el proceso evangelizador, pero aquí no sucedió así”, relata a Efe el subdirector de Museografía del templo, Juan José Arias Orozco.

Mientras que otros investigadores consideraban que, en consecuencia, el basamento de este recinto mexica se encontraría bajo la actual Catedral Metropolitana, Gamio probó que se hallaba realmente en las proximidades, cuando descubrió su esquina suroeste, continúa el subdirector.

Asimismo, la exposición, que profundiza en una de las “banderas mas importantes de la arqueología mexicana”, tiene como atractivo que los visitantes podrán conocer a “personajes que comunmente no vemos en los libros”.

Entre las piezas arqueológicas más destacables del recorrido se encuentran la cabeza de la diosa Coyolxauhqui y un fragmento de una banqueta policromada con unos guerreros tallados en el relieve, llamada “La procesión de los señores”.

También se exhiben planos provenientes del Archivo General de Indias (Sevilla, España), que muestran el aspecto de la ciudad en el siglo XVI.

El homenaje a Gamio, por otro lado, pone en el foco la figura de un hombre cuya importancia “no solo radica en encontrar el basamento, sino que es un antropólogo que se involucró en proyectos ecológicos, de reconocimiento de las comunidades indígenas y conoció y compartió grandes investigaciones que todavía podríamos considerar como vigentes”, asegura el subdirector.