Miércoles, 03 diciembre 2014 | 16:08h.

El líder de las FARC asegura que Santos trató de seguir negociando durante los secuestro

El líder de las FARC asegura que Santos trató de seguir negociando durante los secuestro

Bogotá, 3 dic (EFE).- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, buscó en secreto “alternativas” a los diálogos de paz durante el tiempo que la guerrilla tuvo secuestrado al general Rubén Darío Alzate, según dijo hoy el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”.

Esta afirmación, publicada en la página web de las FARC, contradice el anuncio que hizo Santos tras conocerse la captura de Alzate, el pasado 17 de noviembre, cuando suspendió el diálogo con la guerrilla en Cuba al argumentar que no se negociaría mientras hubiera secuestrados.

“Es cierto que el presidente Santos reaccionó precipitadamente al suspender los diálogos de paz, condicionando su reanudación a su pronta liberación. Pero también lo es que paralelamente envió en secreto un propio a plantear alternativas”, apunta Timochenko.

El cabecilla guerrillero no especifica si ese mediador fue enviado a La Habana, sede de los diálogos de paz, ni tampoco si se comunicó con ellos en persona o de forma indirecta.

El pasado lunes, un día después de la liberación del general Alzate, el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, el Gobierno se movilizó para salvar las negociaciones al enviar a La Habana un delegación para plantear la reanudación del proceso.

La misión, compuesta por cuatro personas y encabezada por el jefe negociador del Ejecutivo, Humberto de la Calle, se reunió ayer durante cuatro horas con los portavoces guerrilleros sin conseguir determinar una posible fecha para volver a la mesa de diálogo, por lo que volverán a encontrarse hoy.

Por otro lado, “Timochenko” solicitó al general Alzate que cuente la verdad sobre su cautiverio al desmentir que haya estado maniatado y que fuera amenazado de muerte, tal y como aseguró el general tras ser puesto en libertad y anunciar su retirada del Ejército.

“Conversó tranquila y largamente con varios de nuestros mandos y combatientes después de ser detenido y conducido por ellos. Estoy seguro de que el tema de la paz y las conversaciones de La Habana hicieron parte de esos intercambios. Por lo que dicen nuestros muchachos al respecto, usted tampoco pareció un hombre intolerante y rudo, sino alguien con el que se podía hablar”, dice el jefe guerrillero.

Timonchenko insiste en que Alzate debe aclarar esos hechos porque su voz “pesa y define muchas cosas”.

Asimismo, considera que la captura del general “ha contribuido sin duda a poner las cosas en un lugar más justo” y que ahora la sociedad podrá conocer la verdadera dimensión de la presencia guerrillera en Colombia.

“No voy aquí a magnificar nuestras fuerzas, pero es innegable que son mayores que lo que predica a diario el señor ministro de Defensa (Juan Carlos Pinzón)”, afirma el dirigente guerrillero, al insistir en que Alzate debe dar más explicaciones sobre lo que vivió durante su cautiverio.