Martes, 02 diciembre 2014 | 18:32h.

El historiador Paul Preston aborda las traiciones en el bando republicano al final de la guerra

El historiador Paul Preston aborda las traiciones en el bando republicano al final de la guerra

Valencia, 2 dic (EFE).- El historiador británico Paul Preston analiza en su último libro, “El final de la guerra. La última puñalada a la República”, las traiciones y deslealtades que se vivieron dentro del bando republicano al final de la Guerra Civil.

La última obra de Preston, que se publica en España este jueves, se centra en las relaciones entre los tres hombres que tuvieron más relevancia en bando republicano al final de la contienda.

Se trata del presidente del Gobierno, Juan Negrín, el coronel Segismundo Casado, que dio el golpe de Estado que precipitó el final de la guerra, y Julián Besteiro, la última autoridad republicana que quedó en Madrid.

Preston, que hoy imparte en Valencia una charla sobre este asunto, ha explicado en conferencia de prensa que esas relaciones estuvieron marcadas por traiciones y conspiraciones.

El hispanista ha resaltado que su libro profundiza más en la figura de Negrín y en las conspiraciones que se realizaron para que su plan de evacuación no se llevase a cabo.

Cuando quedaban pocos meses para que se acabase la Guerra Civil Española y el bando republicano tenía claro que iba a perder, Negrín trató de “mitigar las consecuencias porque sabía que Franco no iba a tener consideración, e intentó organizar un plan para evacuar al mayor número de personas posible”, ha relatado el historiador.

Asimismo, Preston ha manifestado que Segismundo Casado “conspiró para que Negrín no llevase a cabo su proyecto de evacuación porque pensaba que Franco iba a tener clemencia con los vencidos, y ese fue su error, porque como se sabe Franco llevó a cabo una fuerte represión”.

Sobre Julián Besteiro ha opinado que fue una persona de una “ingenuidad culposa que creía que no había nada que temerle a Franco y que, aunque se perdiese la guerra, no iba a haber represalias”.

Paul Preston ha dedicado su carrera como historiador a estudiar la historia de España contemporánea, y en especial la Guerra Civil, (193-1939).

En su opinión, “en ningún otro país en el que haya habido una situación de conflicto similar se divide a los que lo estudian como favorables a un bando u otro”.

En cuanto a su próximo trabajo, ha revelado que tiene la intención de escribir un libro sobre la corrupción política en España: “Aunque creo que es algo que sucede en muchos países, mi ámbito de estudio es España”, ha señalado.