Viernes, 18 julio 2014 | 15:58h.

El Gobierno ve difícil una alternativa si Mas se mantiene en su posición

El Gobierno ve difícil una alternativa si Mas se mantiene en su posición

Madrid, 19 jul (EFE).- La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, cree que si el presidente de Cataluña, Artur Mas, mantiene su posición de convocar el referéndum independentista el 9 de noviembre, el Ejecutivo no tiene capacidad de negociación en la próxima reunión que mantendrá Mariano Rajoy con Mas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha respondido así a la pregunta sobre los posibles asuntos a negociar en el encuentro entre ambos del que aún se desconoce la fecha.

Sáenz de Santamaría ha insistido en que Rajoy dejará claro a Mas que el referéndum no tiene cabida en la Constitución, por lo que ha asegurado que “no se va a celebrar”.

“Si estamos en sostenella y no enmendalla, en un punto en el que el Gobierno no tiene capacidad de negociación, indudablemente eso ocupa otros ámbitos que hacen más difícil las alternativas”, ha advertido la vicepresidenta a Mas.

En cualquier caso, ha dicho que en el encuentro con Mas, Rajoy mostrará un “espíritu abierto” porque “hay muchos asuntos de la vida de los catalanes en los que ambos pueden y deben entenderse”.

Preguntada por la reunión que estaba manteniendo en ese momento Rajoy con el Comité Ejecutivo de la Pequeña y Mediana Empresa de Cataluña (Pymec), favorables a la consulta, la vicepresidenta ha dicho que no podía informar de la misma porque aún no había terminado.

Tras asegurar que Rajoy se siente “amparado por la Constitución y las leyes, que además está obligado a respetar y a hacer respetar”, ha señalado que “nadie puede decidir como se desarrolla el futuro para el conjunto de los españoles”.

Ha añadido que Rajoy siempre ha mantenido una “relación abierta” con los empresarios catalanes, ya que las Pymes y los autónomos son “un elemento clave para la recuperación”, por lo que se ha mostrado convencida de que en la reunión se abordaría la eliminación de las trabas burocráticas o de las ayudas a las Pymes.