Lunes, 05 junio 2017 | 2:49h.

El ecuatoriano Mejía y el portugués Moura cierran la feria de Riobamba

El ecuatoriano Mejía y el portugués Moura cierran la feria de Riobamba

Riobamba (Ecuador), 4 jun (EFE).- El rejoneador ecuatoriano Álvaro Mejia cortó hoy dos orejas al segundo toro de su lote y salió a hombros, con un cuarto de entrada, en la última corrida de la feria “Señor del Buen Suceso”, de la ciudad andina de Riobamba.

Apadrinado por el caballero portugués Joao Moura, Mejía tomó la alternativa en la plaza “Raúl Dávalos”.

Mejía brindó el toro a su padre y empezó la lidia con ayuda del potro “Triunfador”, de su propia casa, ante el astado de “Peñas Blancas”, al que le colocó un solo rejón de castigo.

En banderillas lució a un caballo lusitano colocando dos pares al quiebre, uno por violín y el último a dos manos. Efectuó piruetas como desplante.

Falló con dos rejones de muerte y recibió segundo aviso en el que descabelló. Palmas.

Mejía arrancó el sexto de la tarde montando a “Triunfador”, en una faena ante otro antagonista de “Peñas Blancas”, al que le colocó dos rejones de castigo en el mismo sitio.

Las banderillas fueron en monta de “Torero”, caballo de hierro propio, con una puesta al natural y seis al violín.

Cerró la lidia con “Triana”, una yegua nacida en casa, con la cual colocó banderillas cortas y medio rejón de muerte que fulminó al toro. Dos orejas.

El segundo de la tarde fue para el rejoneador de portugal Joao Moura, con el caballo “Bailador”, de Mejía, y un toro, nuevamente de “Peñas Blancas”.

En el primer tercio, Moura colocó dos rejones de castigo en buen sitio. Continuó la lidia en la monta de “Indultado”, caballo del hierro del ecuatoriano Marcelo Herdoíza. Efectuó cinco banderillas largas al natural y una corta.

Colocó cuatro rejones de muerte, con el último fulminante. Palmas.

Moura volvió a aparecer con el cuarto de la tarde, con el caballo “Torero”, de Mejia, ante un astado de “Peñas Blancas”, al que le colocó dos rejones de castigo.

El portugués hizo lucir a “Majestuoso”, caballo de Herdoíza. Puso banderillas largas, dos al natural y cuatro al quiebre. Repitió el equino “Indulto”, con el cual Moura puso una banderilla corta.

Pinchó con el rejón de muerte y tras una estocada “mete y saca”, más descabello, consiguió matar. Vuelta al ruedo.

El tercero del lote perteneció a la ganadería de “El Pinar” y lo recibió el matador ecuatoriano Antonio Benítez, quien realizó verónicas movidas.

El tercio de varas tomó dos buenos puyazos por parte del picador.

Benítez, oriundo de Riobamba, inició con doblones la faena de muleta. Cuajó dos turnos carentes de temple por la mano izquierda. Repitió con la misma mano a pico de muleta.

Estocada un poco desprendida pero de efecto inmediato. Vuelta al ruedo.Benítez también se midió al quinto, perteneciente a la dehesa de “Campo Bravo”. El saludo capotero fue por verónicas y remató de media.

El picador ejecutó dos puyazos ante un toro que se durmió en el peto.

Benítez brindó el toro a una amistad. Inició la faena de muleta con tralazos, culpa del viento. Realizó tandas por ambos pitones ante un astado de embestida limpia y que supo humillar. La falta de convicción del torero disminuyó la faena. Se adornó con pases en redondo y mató con tres cuartos de estocada cruzada en buen sitio. Oreja y palmas en el arrastre.

El ecuatoriano Álvaro Samper, tras conseguir un indulto en el sexto toro lidiado ayer, fue el triunfador de la feria “Señor del Buen Suceso”, que comenzó el pasado viernes y culminó hoy.