Domingo, 30 agosto 2015 | 16:03h.

El Corte Inglés reduce beneficio neto por atípicos pero dispara el operativo

El Corte Inglés reduce beneficio neto por atípicos pero dispara el operativo

Madrid, 30 ago (EFE).- El Grupo El Corte Inglés obtuvo un beneficio neto de 118,1 millones de euros en el ejercicio 2014, un 32,3 % menos que el anterior, por los resultados extraordinarios de 2013 y los mayores gastos financieros, pero elevó sensiblemente el beneficio de explotación, un 14,5 % el EBITDA y un 58,8 % el EBIT.

El presidente de El Corte Inglés, Dimas Gimeno, ha explicado, durante la Junta de Accionistas celebrada hoy, que “la notable mejora operativa no ha compensado los ingresos extraordinarios del ejercicio anterior, así como el incremento de los gastos financieros, que en la actualidad están en un acelerado proceso de reducción”.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) creció un 14,5 %, hasta 826,4 millones, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) se disparó un 58,8%, hasta 295,7 millones.

Esta mejora no se trasladó al beneficio neto por los costes asociados a la reordenación financiera acometida por la empresa y por los resultados extraordinarios de 2013, entre ellos las plusvalías por la venta del 51 % de Financiera El Corte Inglés.

Esta operación tuvo un impacto positivo de 40 millones en los resultados de 2013, mientras que los costes derivados de la reordenación de la deuda elevaron los gastos financieros en unos 100 millones.

La cifra de negocio consolidada ascendió a 14.592 millones, lo que supone un incremento del 2,6 % respecto al ejercicio 2013, porcentaje superior al que experimentaron en 2014 las ventas del comercio minorista en España (0,8 %).

Gimeno ha destacado la reducción del endeudamiento y una rebaja del 30 % en los costes financieros por “la mejora económica general y los resultados positivos del grupo, que están facilitando condiciones más ventajosas”.

Los mil millones de euros que ha aportado el nuevo inversor catarí, Hamad Bin Jasim Bin Jaber Al Zani, se destinarán a amortizar deuda bancaria, que quedará en 2.088,9 millones.

La mejora de la actividad se apoya tanto en el aumento de las ventas, en especial en la temporada de Navidad, como en las medidas adoptadas para reducir los gastos. En este sentido, el Plan de Eficiencia ha permitido reducir los gastos en cerca de 60 millones.

Los objetivos de la empresa, ha dicho Gimeno, son “recuperar los niveles de rentabilidad y resultados anteriores en un mercado cada día más complejo y avanzar en el objetivo de la expansión internacional”.

El Corte Inglés prepara un plan de internacionalización, del que se podrían conocer detalles en un año.

De hecho, uno de los motivos por los que el inversor catarí ha decidido entrar en el capital del grupo es su potencial de crecimiento exterior.

Por líneas de negocio, El Corte Inglés, cabecera del grupo, obtuvo un beneficio de 186,3 millones, un 32,2 % menos que en 2013, mientras que la facturación creció el 3,6 %, hasta 8.768,2 millones.

Al igual que en el caso del grupo, el descenso del beneficio se debe a los extraordinarios de 2013 y a los costes financieros.

Hipercor ganó 5,28 millones, con un retroceso del 27,5 %, y su cifra de negocio bajó un 8,5 %, hasta 1.570 millones, por la reorganización de formatos.

Viajes El Corte Inglés mejoró un 7,7 % el beneficio, hasta 37,42 millones, y elevó su cifra de negocio un 4,5 %, hasta 2.350,12 millones.

Supercor perdió 7,31 millones y su facturación se redujo el 4 %, hasta 591 millones.

Sfera mejoró tanto su beneficio (10 %) como su cifra de negocio (25 %), al igual que Óptica 2000, que ganó un 15,9 % más y elevó su facturación un 3,9 %.

El área de informática, que incluye también Investrónica y Telecor, incrementó su beneficio un 18,1 %, hasta 24,18 millones, y su cifra de negocio un 11,6 %, hasta 737,1 millones.

El Grupo Seguros ganó 44,42 millones, un 10,3 % más, y facturó 182 millones, un 3,2 % más.

El grupo invirtió 448 millones de euros, la mayor parte en proyectos, reformas y acondicionamiento de centros comerciales.

El Grupo El Corte Inglés mantuvo el empleo en términos homogéneos (sin tener en cuenta las desinversiones) y su plantilla se situó en 91.437 personas, el 92 % con contrato indefinido.