Jueves, 18 diciembre 2014 | 15:00h.

El Congreso apoya el sistema de liquidación directa de cotizaciones sociales

El Congreso apoya el sistema de liquidación directa de cotizaciones sociales

Madrid, 18 dic (EFE).- Los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados han apoyado hoy prácticamente por unanimidad el proyecto de ley de medidas en materia de liquidación e ingreso de cuotas de la Seguridad Social, por el que se facturarán directamente a las empresas las cotizaciones sociales.

Este cambio supondrá un ahorro neto de 63,4 millones de euros anuales para los 1,3 millones de empresas que liquidan mensualmente las cuotas de 13 millones de trabajadores.

El proyecto pasará esta tarde el trámite de votación definitiva, tras haber sido apoyado verbalmente por casi todos los grupos parlamentarios, excepto el PNV y algunos miembros del grupo mixto, en el Pleno que celebra hoy el congreso.

Se trata de un sistema de liquidación directa en el que la Seguridad Social factura las cotizaciones sociales a las empresas de acuerdo a la información de la que dispone en su base de datos, en lugar de ser las empresas las que transmiten la liquidación a través del sistema RED.

Con este sistema los empresarios dispondrán todos los meses de un cálculo individualizado de las cuotas sociales para cada trabajador.

La empresa debe solicitar el cálculo de la liquidación de cuotas de sus trabajadores entre los días primero y penúltimo natural del plazo reglamentario de ingreso y, tras recibirla, el empresario ingresa la factura mediante cargo en cuenta o pago electrónico.

El sistema primero se va a implantar en las empresas inscritas en el régimen general y se ampliará gradualmente hasta su completa implantación en el resto del sistema.

El uso intensivo de las nuevas tecnologías hará de la gestión de las cuotas sociales un proceso más eficiente y eficaz que minimizará el margen de error en el trámite, según Empleo.

Pero para el diputado socialista Joan Ruiz, “la implantación se prevé larga”, y las pymes y autónomos no se van a enterar de su entrada en vigor “por este debate ni unas líneas en el periódico”, ha advertido.

A juicio del diputado del PP Gerardo Camps, aunque algunos mantienen que es una ley eminentemente técnica “nada más lejos de la realidad”, ya que se trata de un cambio de “gran envergadura” que variará las relaciones entre las empresas y la Seguridad Social.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha tomado la palabra tras el debate para agradecer las aportaciones de diputados y senadores a esta ley y a la de Mutuas, que también pasa hoy su trámite parlamentario definitivo.

A su juicio, ambos proyectos suponen avances en la eficiencia y la modernización de la Seguridad Social, facilitan la gestión del día a día de las empresas y fortalecen el sistema de la Seguridad Social, “corazón de nuestro sistema de bienestar”.

La ley incorpora en su texto algunas de las enmiendas presentadas por otros grupos parlamentarios, que han prestado su aval al texto a lo largo de su tramitación.

Los objetivos que persigue son simplificación de los trámites, reducción de costes, efectividad en el control y mayor calidad de la información utilizada por la entidad gestora.

De las enmiendas introducidas en el trámite parlamentario destaca la que garantiza que el nuevo sistema supondrá una protección adicional del derecho de los trabajadores a la información sobre su cotización.

Además, se realizará un estudio acerca del alcance que en materia de prestaciones pueda tener la rectificación de las bases que se hayan estimado en el proceso recaudatorio.