Viernes, 11 septiembre 2015 | 20:12h.

Dumoulin: "No era para demostrar que estoy fuerte sino para sacar tiempo"

Dumoulin: "No era para demostrar que estoy fuerte sino para sacar tiempo"

Ávila, 11 sep (EFE).- El líder de la Vuelta a España 2015, Tom Dumoulin (Giant-Alpecin), ha asegurado que el ataque que ha realizado en la parte final de la etapa que concluyó en Ávila, “no ha sido para demostrar” que está “fuerte, sino para sacar tiempo”.

“No era para demostrar que estoy fuerte, que no lo necesito, sino para ganar segundos y quería sacar alguno más”, ha apuntado, desvelando que la caída en la que se ha visto involucrado no le ha “afectado” a él pero sí a su bicicleta. “Iba a rueda de Degenkolb, se cayó y pude evitarle, pero no puede evitar que se me rompiera la bici, pero ni me asusté”, ha dicho.

Dumoulin ha negado que su ataque se haya debido a esa caída, en la que Aru ha salido más dañado, sino que era algo “ya pensado” desde esta mañana. “Tenía claro que si había una oportunidad la iba a aprovechar, sabía que el final me venía bien y por eso lo he intentado. No me alegro de que Aru se haya ido al suelo, no he atacado por eso, era ya algo pensado”, ha dicho.

Tampoco considera que el holandés que esté demasiado tiempo a rueda de Aru, sino solo al final y en los momentos que considera oportunos. “No estoy todo el día a rueda de Aru, solo estoy al final. Elijo mis momentos”, ha dicho.

En ese sentido, no se ve en una batalla mental con el corredor italiano. “No estoy preocupado por una batalla mental, solo estoy preocupado por sacar segundos”, ha dicho, considerando a su gran rival “un corredor con carácter y, en general, simpático”. “Aunque tampoco es alguien con el que hable mucho porque él no sabe inglés y yo no sé italiano”, ha apuntado.

Dumoulin ha asumido que desde la contrarreloj de Burgos, en la que se puso líder, “están siendo días duros” porque le “están atacando todos” los rivales y que eso le está creando “estrés”. No obstante, ha asegurado que se encuentra “bien”.

En cuanto a mañana, en la etapa de los puertos por la sierra madrileña, “puede pasar cualquier cosa” pero quiere “pensar en positivo” y que su “estrategia será seguir a Aru”.

Y considera que para ello cuenta con un equipo “más fuerte de lo que se podía pensar”. “Hoy había dos compañeros en el grupo de 20 (mejores) y creo que con su ayuda podré salvar bien la jornada”, ha asegurado.

Ya de cara a mañana, asume que “será una etapa muy dura y difícil de controlar”.”Ya veremos. Todos estamos cansados y yo también. Pero no quiero pensar en ello, porque hay que estar a lo que hay que estar”, ha explicado

Así que se ha mostrado dispuesto a defender el jersey rojo hasta el domingo en Madrid si hace falta, si continúa después de mañana con la exigua ventaja de 6 segundos que tiene sobre Aru. “Espero que esté que ganada ya, pero hasta en la última etapa estaré muy atento a lo que pase”, ha concluido.