Miércoles, 26 marzo 2014 | 12:02h.

Dolores Ortega dimite como consejera de Martinsa por "discrepancias" sobre las cuentas de 2013

Dolores Ortega dimite como consejera de Martinsa por "discrepancias" sobre las cuentas de 2013

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La consejera de Martinsa Fadesa Dolores Ortega Renedo ha presentado su dimisión al cargo por “discrepancias con el resto de consejeros” respecto a la formulación de las cuentas de la inmobiliaria de cierre de 2013.

Ortega Renedo, sobrina del fundador de Inditex Amancio Ortega, se sienta en el máximo órgano de gestión de Martinsa en representación de la sociedad Aguiera Inversiones, que cuenta con una participación del 7% en la inmobiliaria.

La firma controlada y presidida por Fernando Martín informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de que el vocal del consejo Aguiera Inversiones ha presentado su dimisión mediante una comunicación recibida ayer martes, 25 de marzo.

“Dicha dimisión viene motivada por las discrepancias con el resto de consejeros mostradas con ocasión de la formulación de los estados financieros relativos al semestre”, indicó la inmobiliaria.

Martinsa Fadesa presentó a finales del pasado mes de febrero a la CNMV sus cuentas de 2013, que arrojan una pérdida neta de 568,21 millones de euros, un 2,5% menos que un año antes, por las menores provisiones realizadas ante el deterioro del valor de los activos y a pesar del aumento de los gastos financieros.

La compañía contrajo un 27,8% su cifra de negocio el pasado año, hasta 109,87 millones de euros, por la reducción del número de viviendas entregadas (612 unidades). El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en un importe negativo de 46 millones.

La dimisión de la consejera de Aguiera se ha conocido en tanto Martinsa negocia con sus bancos acreedores para refinanciar sus 3.900 millones de euros de deuda concursal.

En el marco de esta negociación, abierta tres años después de que la empresa emergiera del mayor concurso de acreedores de la historia, Martinsa ha planteado canjear una parte de su deuda por activos inmobiliarios y otra parte por préstamos participativos con vencimiento a largo.

Martinsa asegura demás haber encontrado una “buena disposición” en la banca y en la Sareb a este plan, con el que busca dejar a la compañía “con una deuda sostenible”.