Los 10 capítulos de la serie «Cóndor» traen un plato lleno de intriga al «prime time» de Calle 13, aderezado con terrorismo, engaño, sospecha y traición

Jueves, 11 octubre 2018 | 2:57h.

Cóndor: Conspiración al más puro estilo hollywoodense

José Vicente Astorga

¿Cómo volver a narrar una historia que se ha contado un par de veces antes y lograr que esta nueva versión del relato sea tan cautivadora como sus predecesoras? Difícil misión, si se considera que las obras antecesoras se han consagrado y cogido su lugar en la historia, tanto en la literatura como en el cine, de la mano de James Grady y Sydney Pollack, respectivamente.

Jason Smilovic, Todd Katzberg y Ken Robinson se unen y sacan adelante el proyecto de reescribir, actualizar y revitalizar la novela Los seis días del cóndor (1974) de James Grady, que un año más tarde fue llevada al cine con el título Los tres días del cóndor, por el realizador Sydney Pollack (Danzad, danzad, malditos, 1969). La cinta recibió palabras positivas por parte de la crítica, una nominación al Óscar y una a los Globos de Oro. Los protagonistas fueron Robert Redford y Faye Dunaway.

Robert Redford, en una secuencia de Los tres días del cóndor. Fuente: http://www.canaltcm.com/2011/05/16/los-tres-dias-del-condor-el-thriller-de-los-70/

Robert Redford, en una secuencia de Los tres días del cóndor.
Fuente: http://www.canaltcm.com/2011/05/16/los-tres-dias-del-condor-el-thriller-de-los-70/

La versión remozada sigue los pasos argumentales de las dos primeras, con ciertas licencias para acercarla al público actual, más exigente y con el deseo de ver en pantalla roles e identidades de género más equitativos y un suspense que les enganche, aunque eso signifique muchas traiciones, dobleces en el guion, carreras contra el tiempo y contra la muerte que se esconde en cualquier parte. O sea, un culebrón hollywoodense al más puro estilo de sus industrias culturales, donde la que primero muere es la verdad y ganan su cuota de pantalla las fake news, noticias falsas, que increíblemente todos creen sin cuestionar –ni contrastar– nada, porque el sensacionalismo vende y penetra al núcleo mismo de la masa.

El relato si inicia en el desierto de Nuevo México, a modo de prólogo y a vuelo de dron, intentando marcar rápidamente el tono de intriga, al más puro estilo Dan Brown y sus superventas del profesor Langdon. La secuencia la encabeza el actor Brendan Fraser. Sí, el mismo protagonista de La momia de 1999, quien desapareció de Hollywood tras haber filmado La momia 3 (2008) debido a «dolorosas razones», tal como lo señala la revista Vanity Fair. Ahora, se le ve mayor, con sobrepeso; mayor carácter actoral, tal vez.

Brendan Fraser en Cóndor. Fuente: imdb.com

Brendan Fraser en Cóndor.
Fuente: imdb.com

La siguiente secuencia dramática se desarrolla en el presente, tres años más tarde, y nos muestra la relación del protagonista con su familia. Nada nuevo, gente común, haciendo cosas comunes, incluso una cita a ciegas por Internet. Nada nuevo. Descripción de personajes y ambientes. El protagonista, Joe Turner (Max Irons), adulto joven de clase media que vive en un suburbio de Washington DC… Corre unas millas diariamente, para dejarnos claro a los telespectadores que estamos ante un personaje capaz de correr si se ve en la necesidad de escapar. Hasta aquí, todo común, hasta lato si esperan más acción.

Las gotas de suspense caen a los diez minutos, con sones que parecen homenajear al «Baba O’Riley» de The Who, nos insertan en la ruta cercana al Lincoln Memorial y a la distancia atisbamos el obelisco. Definitivamente es la capital norteamericana.

El detonante -todo guion ha de tener un detonante-, esa fuerza externa que impulsa a la acción del protagonista y que dará paso al conflicto, viene de su propio pasado: un programa de computadora creado por él y que pone en jaque a su propia moralidad, ya que debe atestiguar y determinar la veracidad de un hecho o darlo por falso: el riesgo, la posible muerte de una o miles de personas. ¿Qué hará Turner? Más aún, si está siendo incitado, acicateado por su propio mentor, miembro de la CIA y pariente cercano, encarnado magistralmente por William Hurt (Óscar mejor actor por El beso de la mujer araña, 1985).

La suerte está echada y los dados giran sobre la mesa del argumento. La acción que no es mucha, pues el relato se centra más en la psicología de los personajes y los recovecos del laberinto de verdades a medias y mentiras dichas con la honestidad de una serpiente de cascabel. Cada personaje tiene una vida cotidiana. Cada personaje esconde una parte de la verdad y el asesino, que en el pasado encarnó con marcados detalles de personalidad Max von Sydow, tiene ahora un rostro frío y profundo, y un marcado deleite por hacer bien su trabajo.

Ficha técnica
Título: Cóndor
Título original: Condor
País: EE UU
Año: 2018
Duración: 60 min en promedio
Calificación: No disponible
Temporadas: 1
Género: Thriller, suspense, drama, espionaje
Creadores: Jason Smilovic, Todd Katzberg, Ken Robinson
Guión: Todd Katzberg, Jason Smilovic
Música: Trevor Morris
Fotografía: Steve Cosens C.S.C. (Canadian Society of Cinematographers)
Dirección: Lawrence Trilling (cap. 1, 2 y 3), Andrew McCarthy (cap. 4, 5 y 8) Kari Skogland (cap. 6 y 7) y Jason Smilovic (cap. 9 y 10)
Reparto: Max Irons, William Hurt, Leem Lubany, Mira Sorvino, Brendan Fraser, Bob Balaban, Gage Graham-Arbuthnot
Web: https://start.att.net/exclusive/audience/condor
Distribuidora: Calle 13
Productora: MGM / Sky Dance / Audience Network / AT&T