Domingo, 04 mayo 2014 | 13:03h.

Con sirenas y visitas a los cementerios Israel recuerda a sus caídos por el país

Con sirenas y visitas a los cementerios Israel recuerda a sus caídos por el país

Jerusalén, 4 may (EFE).- Israel recuerda a partir de esta noche a los 23.169 militares, policías y agentes muertos en servicio, así como civiles víctimas del terrorismo desde 1860, con el sonido de sirenas antiaéreas, actos institucionales y visitas a cementerios.

Al caer la noche, a las 20.00 hora local (17.00 GMT), una alarma de un minuto de duración inaugurará la efemérides, llamada en hebreo “Yom Hazicarón” (“Jornada del Recuerdo”) tras la que se sucederán actos solemnes en todo el país en memoria de los caídos.

El principal tendrá lugar hoy frente al Muro de los Lamentos de Jerusalén, donde el presidente del Estado, Simón Peres, participará en el encendido de una vela conmemorativa.

En la ceremonia interviene el jefe del Estado Mayor, Beni Gantz, y asisten centenares de soldados y familiares de fallecidos, principalmente en las seis guerras que Israel ha librado con sus vecinos árabes desde su establecimiento en 1948.

Mañana, lunes, volverán a escucharse las alarmas antiaéreas, en esta ocasión durante dos minutos a las 11.00 hora local (08.00 GMT) y como cada año, algunos agacharán la cabeza en señal de respeto, mientras que los conductores detendrán sus vehículos.

Asimismo, los 52 cementerios militares repartidos por todo el país albergarán distintas ceremonias oficiales, por lo que los medios adelantan que se prevé que alrededor del millón de personas (una octava parte de la población del país) visiten los camposantos.

El Ministerio de Defensa cifró en 57 los caídos en los últimos doce meses, a los que se suman 50 veteranos militares del Ejército israelí que han fallecido debido a sus discapacidades.

Israel no distingue entre soldados muertos en acciones bélicas o fallecidos por enfermedad o en accidentes.

Las estadísticas de muertos en las filas del Ejército o de las milicias judías anteriores a la creación del Estado de Israel se remontan a 1860, año en que por primera vez se asentaron judíos fuera de la antigua ciudadela amurallada de Jerusalén.

“Yom Hazicaron” es una de las jornadas más solemnes del calendario israelí y tiene lugar en la víspera de que el martes se festeje por todo lo alto el 66 aniversario de la creación de Israel.

La ceremonia principal de la jornada se desarrollará mañana en el cementerio militar del Monte Herzl de Jerusalén con la participación de las principales autoridades civiles y castrenses, entre ellas el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

También hay convocados varios actos para homenajear a los soldados israelíes de las minorías beduina y drusa, que prestan servicio militar, y otro para los más de 4.000 civiles muertos en atentados y conflictos bélicos.

El Día de la Independencia comenzará al caer la noche el lunes con el izado de la bandera israelí en el Monte Herzl, en Jerusalén, y el encendido de doce fuegos en representación de las tribus bíblicas de Israel.

Israel conmemora la festividad una semana después del Día del Holocausto de acuerdo al calendario hebreo, pese a que declaró su independencia el 14 de mayo de 1948, según el gregoriano.

Desde hace días, comercios, vehículos, instituciones públicas y edificios privados lucen banderas israelíes con motivo de una festividad que ignoran dos de sus minorías: los palestinos (en torno al 20 % de la población, que recuerda la Nakba el próximo día 15) y, por motivos religiosos y antisionistas, los judíos ultraortodoxos (en torno al 10 % de los habitantes).

El Ejército israelí, como cada año, impone un “cierre general” del acceso para los palestinos de Cisjordania, que no afecta a los colonos judíos que allí residen.

Éste se iniciará a partir de las 18.00 hora local (14.00 GMT) y se mantendrá hasta el último minuto del martes, según precisan las Fuerzas Armadas en un comunicado, y sólo autorizarán los accesos en situaciones excepcionales humanitarias.