Martes, 23 diciembre 2014 | 18:04h.

Cataluña tendrá delegación en Roma y Viena y representante permanente en UE

Cataluña tendrá delegación en Roma y Viena y representante permanente en UE

Barcelona, 23 dic (EFE).- La Generalitat de Cataluña ha aprobado hoy los decretos de creación de dos nuevas delegaciones en Italia y Austria y la incorporación de un Representante Permanente ante la Unión Europea en Bruselas (Bélgica), para así “reforzar” y “consolidar” su presencia y proyección exterior.

Así lo ha explicado el conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, en una rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo catalán en la que ha defendido que “alguien puede pensar que es un gasto, pero es claramente una inversión”.

Según la Generalitat, el objetivo de este acuerdo es “consolidar la proyección exterior de Cataluña y elevar el rango de representación en Bruselas en un momento que requiere contar con una voz política, de alto rango y directa, ante las instituciones comunitarias”.

En este sentido, según un acuerdo que “avanza” en el despliegue de la Ley de Acción Exterior de Cataluña, la figura del Representante Permanente ante la UE “representará, defenderá y promoverá los intereses generales de Cataluña y asumirá las relaciones con las instituciones comunitarias”.

Esta figura, que tendrá rango de director general y asumirá la dirección de la Delegación del Govern ante la UE, permite que la representación de Cataluña “tenga la fuerza y el mandato políticos que demandan las prioridades actuales y futuras del Govern”.

Asimismo, la apertura de dos nuevas delegaciones en Roma y Viena “pretende dotar a la acción exterior de Cataluña de una herramienta de representación directa para facilitar la interlocución con todos los sectores de estos países y acentuar la presencia de Cataluña en Europa central y del este”.

Estas delegaciones se suman a las otras cinco que ya tiene la Generalitat en Francia, Reino Unido, Alemania, Estados Unidos y Bruselas.

Homs ha argumentado, al ser preguntado al respecto, que la creación de estas delegaciones “no es un gasto innecesario, sino una inversión, en términos de mejorar las relaciones comerciales, económicas, culturales y políticas, que redundan en favor del interés general que defiende el Govern”.

“Se puede estar o no de acuerdo, pero hay una gran mayoría del Parlament que considera que la presencia exterior es una necesidad”, ha señalado.

Para el portavoz, “si algunos piensan que es un capricho, que viajar es para pasar el rato y estar de vacaciones, claro que piensan que es un dispendio”.

“Pero como es todo lo contrario y es un hecho cultural de nuestro país, es una operación de supervivencia, porque el mundo se ha globalizado, o nos hacemos presentes fuera o no tenemos capacidad de evolucionar. Son pequeñas estructuras que no pueden permitir avanzar”, ha concluido.