Viernes, 21 marzo 2014 | 18:13h.

Carcaño, trasladado a Sevilla coincidiendo con la nueva búsqueda de Marta

Carcaño, trasladado a Sevilla coincidiendo con la nueva búsqueda de Marta

Sevilla, 21 mar (EFE).- Miguel Carcaño, condenado por el asesinato de Marta del Castillo a más de 21 años de prisión, se encuentra en la cárcel de Sevilla-1 desde el pasado día 13, coincidiendo con la nueva búsqueda del cuerpo de la joven en una escombrera del extrarradio de Sevilla.

Fuentes del caso han dicho a Efe que Carcaño permanece en el módulo de ingresos de la cárcel sevillana y en los días transcurridos desde su traslado desde Herrera de la Mancha (Ciudad Real) no ha sido excarcelado para participar en ningún operativo.

El joven fue trasladado desde la cárcel de Herrera de la Mancha, donde permanecía ingresado desde septiembre pasado, por orden de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias y a petición de la Policía, que esta semana ha emprendido una nueva búsqueda del cuerpo de la víctima en una escombrera situada entre Sevilla y la localidad sevillana de Camas.

El cuerpo de Marta del Castillo sigue sin aparecer desde su asesinato el 24 de enero del 2009 y hasta ahora ha sido buscado sin éxito en el río Guadalquivir, en un vertedero de basuras, en un descampado de Camas y en otros lugares de acuerdo con alguna de las siete versiones que hasta ahora ha dado Carcaño.

Con ocasión de la anterior búsqueda por parte de la Policía en la finca Majaloba, situada en la carretera entre Sevilla y San José de la Rinconada, la Policía excarceló al menos en cinco ocasiones a Carcaño para trasladarlo a dicho lugar e intentar que localizase en lugar del enterramiento.

Carcaño permaneció desde su detención en la prisión de Morón de la Frontera (Sevilla) y fue trasladado a Herrera de la Mancha al ser declarada firme su sentencia por el asesinado de la joven sevillana.

El pasado 6 de marzo fue trasladado al hospital Miguel Servet de Zaragoza para someterse al test de la verdad, tras el que ha vuelto a buscarse a Marta del Castillo en la escombrera.