Lunes, 31 agosto 2015 | 5:01h.

Candidato presidencial pide que se fije el antejuicio de Pérez Molina

Candidato presidencial pide que se fije el antejuicio de Pérez Molina

Guatemala, 30 ago (EFE).- El principal candidato a la Presidencia de Guatemala según las encuestas, Manuel Baldizón, exhortó hoy al Congreso a que fije el antejuicio contra el presidente, Otto Pérez Molina, acusado por la Fiscalía y un ente de la ONU de liderar la red de corrupción aduanera “La Línea”.

Baldizón, del principal partido de la oposición, Libertad Democrática Renovada (Lider), pidió, durante un mitin celebrado en el municipio capitalino de Mixco, que se “le quite la inmunidad a Otto Pérez Molina”.

En este sentido, celebró que sus dos diputados, miembros de la Comisión Pesquisidora que avaló en un informe emitido este sábado quitarle el privilegio al presidente, hayan tomado dicha decisión para poder “procesar” al mandatario.

“Hoy Guatemala tiene derecho a cambiar”, construyendo democracia y atendiendo a la ley, “no dejemos que nos roben los sueños”, apostilló el favorito a la Presidencia según las encuestas.

Baldizón llegó en un vehículo oscuro al que subió su compañero de partido y presidente del Congreso, Luis Rabbé, con el que estuvo reunido apenas cuatro minutos.

Rodeado de fuertes medidas de seguridad bajó del coche y se encaminó hacia el escenario, donde saludó a los asistentes y cogió en brazos a una niña de pocos meses.

Durante su discurso, que apenas duró diez minutos, recordó que en los últimos días Guatemala ha estado en crisis por culpa de un Gobierno que ha caído “en lo más bajo de la corrupción” y añadió que para provocar un cambio, la ciudadanía tiene la oportunidad de hacer un análisis “profundo” y “meditado” y acudir el próximo 6 de septiembre a las urnas para votar por su persona.

“Lider está listo y dispuesto para sanear el estado, y para poner gente nueva y honrada”, sostuvo enérgico el empresario mientras millares de personas presentes coreaban una y otra vez su nombre.

Para lograr la transformación, abundó, el instrumento más importante que tiene la democracia es “el voto”.

“Durante estos años y esta campaña hay un poder superior, sobrenatural, que me ha mantenido vivo aquí al frente del movimiento más grande de la historia de Guatemala”, pregonó antes de hacer una plegaria.

Con una mano levantada, Baldizón pidió a Dios por un cambio en el país para acabar con la pobreza de los niños, las mujeres y los ancianos, y finalizó solicitando a los millares de asistentes “un aplauso para Dios”.

Manifestó que la oligarquía guatemalteca, constituida por las familias de las empresas más poderosas del país y a las que Baldizón llama “las diez familias”, junto con el Gobierno, se han aprovechado de la ciudadanía para seguir haciéndose ricas.

“Ellos se han vuelto cada día más ricos y el pueblo se ha vuelto cada vez más pobre (…). Hoy llegó el momento de decirles alto”, sostuvo, y agregó que, en el caso de que le pase algo, ellos son los responsables.

“Lo que le pase a Manuel Baldizón es responsabilidad del general Pérez (en referencia al presidente) y de esas diez familias”, enfatizó.

Tras sus palabras, Baldizón cogió en brazos a una mujer que estaba sentada en una silla de ruedas y que, según el maestro de ceremonias, se llamaba María Asunción y tenía 70 años.

El candidato a la Presidencia la alzó y la empezó a voltear mientras un orador decía que la mujer ahora “empieza a vivir por los tiempos de Guatemala”.

Según constató Efe, la anciana llegó a las puertas del palco con la ayuda de un andador, y estuvo sentada en una silla de plástico, ubicada en uno de los costados del escenario, durante una hora y media, hasta que empezó la actividad.

El mitin de Baldizón, al que acudieron miles de personas, estuvo amenizado por varios grupos musicales que actuaron antes que el candidato, así como payasos y magos.