Martes, 18 marzo 2014 | 20:39h.

Autores: Nacho Hernando

Tras pasar una infancia sin muchas situaciones reseñables, empiezo a formar mi carácter a los 19 años. Desde hacía unos tres años me había interesado más por la política, esa época inquieta en la que crees que un partido u otro pueden salvar la situación de muchas personas. Tanto mi familia como amigos cercanos nunca habían tenido un interés real por este tema, más allá de las discusiones navideñas, por eso puedo decir que nunca estuve influenciado por nadie. Esto sucedió en 2007, momento en el que empezaban a verse los resultados de “la crisis”. Creí que el mundo se podía cambiar y me llamaban la atención las ideas comunistas, por eso ingresé en las juventudes de este partido. A los 3 meses, y después de muchos trabajos de manualidades, que era la función real de este colectivo junto con los conciertos punk, me di cuenta de que tampoco ese era mi camino. Perdí la fe en la política y empecé a ver el mundo como un sistema subvencionado o gobernado por empresas.

 

Nacho Suma1

Poco después, alrededor del año 2009, sufrí un gran cambio. Era una noche calurosa, supongo que cercana al verano, y sin nada más que hacer sintonicé, por casualidad, el reportaje que estaban dando en Cuarto Milenio sobre las líneas de Nazca. En ese momento el mundo se abrió un poco más para mí, y, dejando atrás los temas paranormales, me interesé por la Historia y me abrió el campo a la lectura que realmente me interesa, los ensayos.

Tuvieron que pasar varios años para poder superar la programación en la que estaba metido. Asturias, y en concreto Avilés, la ciudad en la que nací, son zonas muy industrializadas, por lo que lo normal era estudiar una ingeniería, o, en su defecto, un ciclo formativo relacionado con el metal. Evidentemente, cuando hay otros temas que consideras más importantes acabas dejando de lado todo, así que dedicándole poco tiempo terminé un ciclo y dejé de lado la carrera.

En estos momentos, comenzando mi tercera década como ser humano veo como pasa el tiempo de rápido. Es por eso que decidí comenzar este proyecto, porque creo que la carrera de Periodismo permite estudiar y conocer diariamente más información, dando la posibilidad al encargado de redactar el artículo (o cualquier otra forma de expresión), de investigar y obtener una visión más amplia y real de cualquier tema, aunque solo se exponga lo que esté dentro de la espiral del silencio.

Artículos

Ley de Derechos de Autor: Restricciones y consecuencias

Project Censored