Jueves, 17 marzo 2016 | 11:52h.

Autores: Carmen Piñero

Mi nombre es Carmen Piñero, tengo 43 años y vivo en Albacete. Estudio 4º de grado en Comunicación en la Universidad Internacional de La Rioja, y mi trayectoria profesional se ha centrado durante veinte años en el sector sanitario, en actividades relacionadas con la geriatría y la enfermería de hospitalización, soy TCAE.

Carmen_piñero

“Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez”
Gabriel García Márquez.

De niña era una alumna aplicada y una voraz lectora. Terminé el grado medio de Música con la especialidad de piano en el Conservatorio Profesional de Música de mi ciudad. En la adolescencia, a través de una actividad extraescolar organizada por mi profesor de Filosofía, tomé por primera vez conciencia de lo que era (o prometía ser) el periodismo. Un grupo de jóvenes “jugábamos” a ser periodistas y publicábamos artículos de opinión, crónicas y entrevistas en un suplemento dominical de La Tribuna de Albacete: “Jovepress”. Algunos de mis compañeros de entonces acabaron siendo periodistas profesionales.

En los años noventa, cuando debía comenzar una carrera, en Albacete no había licenciatura en Ciencias de la Información, esperé más de dos décadas para que fuera “mi momento”, ese preciso, precioso y preciado momento que, con fortuna, nos llega a la vida, para cumplir un sueño, el mío, estudiar el grado en Comunicación.

Soy curiosa, observadora, guionista, ocurrente, soñadora y, actualmente, becaria “sénior”, lo cual no me traumatiza. Haber cumplido los cuarenta años hace que sea muy difícil forjarme un prometedor futuro profesional en este sector, que tiene un alto índice de desempleo. Lo positivo de ser becaria, y por eso no me afecta ser “sénior”, es que me siento como una niña aprendiendo y descubriendo todos los días algo nuevo.

A escribir se aprende escribiendo, y en eso estoy, practicando, descubriendo mi faceta creativa, mi cara oculta y la que menos he explorado.

Artículos:

Javier Luis de la Torre: “La Semana Santa de Valladolid es única, era necesario crear soportes virtuales para que todo el mundo pueda disfrutar de ella”