Martes, 01 abril 2014 | 15:33h.

Almería y Valladolid, empatados con Osasuna, duelos claves para la salvación

Almería y Valladolid, empatados con Osasuna, duelos claves para la salvación

Pamplona, 1 abr (EFE).- Osasuna, relegado a puestos de descenso tras catorce jornadas, afronta la recta final de la Liga BBVA en el alambre de la pérdida de categoría una temporada más, en la que se presentan claves los dos próximos partidos.

El conjunto dirigido por Javi Gracia, que no ha podido dirigir al equipo desde el banquillo las dos últimas jornadas por sanción, se jugará buena parte de su futuro en los dos próximos encuentros contra el Almería y el Valladolid.

Estos tres conjuntos están empatados a 30 puntos a falta de 7 jornadas para la conclusión del campeonato y el calendario marca en rojo los enfrentamientos consecutivos de Osasuna ante dos rivales directos.

Los ‘rojillos’, que precisamente no han llegado al tramo decisivo de la Liga en su mejor momento, empezarán a despejar su futuro el viernes en Almería ante un rival que además ganó 0-1 en El Sadar en la primera vuelta.

Igual de trascendente se presenta el siguiente partido en El Sadar, también en viernes, ante el Valladolid, al que Osasuna venció por 0-1 en la primera vuelta.

El conjunto pamplonés se medirá a estos dos rivales directos tras volver a los puestos de descenso después de catorce jornadas, una vez dilapidada la renta de 7 puntos sobre los puestos calientes al ganar al Atlético de Madrid a finales de febrero.

Marzo ha sido un mes nefasto para Osasuna, que ha pasado de sentirse cercano a la permanencia a correr máximo riesgo al encajar cinco derrotas consecutivas, ante el Levante, Málaga, Barcelona, Sevilla y el Rayo Vallecano.

En estas cinco jornadas los ‘rojillos’ solo han marcado un gol, un mal endémico del equipo, y han encajado catorce (incluidos los siete ante el Barcelona en el Camp Nou), quizá el punto de desequilibrio respecto a pasadas campañas.

El empate del pasado domingo frente a la Real Sociedad en Pamplona (1-1) frenó esta caída libre, con el décimo gol de Oriol Riera, soporte ofensivo del equipo, pero no le valió para librarse de verse en puestos de descenso.

Osasuna, que cumple su decimocuarta temporada consecutiva en Primera División, necesitaría al menos tres victorias para salvar la categoría (6 equipos están en 3 puntos), con partidos pendientes, además de Almería y Valladolid, contra el Valencia, Celta y el Betis en casa, y ante el Real Madrid y el Espanyol lejos de Pamplona.