Jueves, 28 mayo 2015 | 15:57h.

AI reclama soluciones sobre inmigración ilegal a la reunión de Bangkok

AI reclama soluciones sobre inmigración ilegal a la reunión de Bangkok

Bangkok, 28 may (EFE).- Amnistía Internacional (AI) y el grupo Parlamentarios de la ASEAN por los Derechos Humanos instaron hoy a presentar soluciones concretas a los participantes en la reunión organizada mañana en Bangkok para abordar la crisis de inmigrantes.

Representantes de 17 naciones y organizaciones internacionales participarán en la conferencia de un día, que inaugurará el viceprimer ministro y titular de Asuntos Exteriores de Tailandia, el general Tanasak Patimapragorn.

“Bangkok presenta una oportunidad que no se puede desperdiciar para lograr una respuesta regional genuina a las distintas dimensiones de la crisis”, señaló el director para Asia-Pacífico de Amnistía Internacional, Richard Bennett, en un comunicado.

“Hemos visto miles de personas hacinadas en barcos con poco o nada de agua y alimentos mientras los gobiernos respondían con lentitud para proporcionales techo o asistencia humanitaria básica”, añadió Bennet.

Amnistía Internacional y el grupo Parlamentarios de ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) por los Derechos Humanos creen que la reunión de Bangkok debe, ante todo, presentar un compromiso general para buscar y rescatar a todos los inmigrantes atrapados en barcos a la deriva en la región.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización de las Naciones Unidas para las Migraciones (OIM) calculan que en la actualidad habrá en esas condiciones alrededor de 2.600 emigrantes bengalíes y rohinyás, según datos presentados el miércoles en Manila.

Pidieron actuar contra las bandas de traficantes de personas y sus cómplices, y que Birmania (Myanmar), en concreto, acabe con la discriminación contra los rohinyás, una minoría musulmana que es considerada extranjeros bengalíes.

Amnistía Internacional reclama que los países de la región que no lo hayan hecho que se adhieran a la convención de las Naciones Unidas sobre los refugiados.

“Por fin ha salido a la luz el tema del tráfico de personas, una vergüenza ignorada desde hace mucho tiempo por los gobiernos de la región”, dijo en otro comunicado el exsenador tailandés Kaisak Choonhavan, miembro de los Parlamentarios de la ASEAN por los Derechos Humanos.

La crisis de inmigrantes en el Sudeste Asiático estalló cuando Tailandia descubrió, a primeros de mayo, campamentos clandestinos de traficantes con decenas de tumbas en la jungla del sur del país, próxima a la frontera con Malasia, y el Gobierno ordenó desmantelarlos y detener a los culpables.

Barcos con miles de inmigrantes bengalíes y rohinyás fueron descubiertos en las semanas siguientes en aguas de la región.

Malasia anunció esta semana el hallazgo de 28 campamentos y 139 tumbas en parte de la frontera con Tailandia.