Marawi (Filipinas), 31 may (EFE).- El presidente filipino, Rodrigo Duterte, recurrió hoy al caso Lewinsky para rechazar las críticas de Chelsea Clinton, hija del expresidente estadounidense Bill Clinton, a unas declaraciones suyas donde bromeaba de nuevo sobre violaciones.