Redacción Deportes, 21 abr (EFE).- El Benfica rentabilizó los errores defensivos del Real Madrid en el inicio del partido para salir victorioso de la semifinal y regresar a la final de la Liga de Campeones juvenil, en la que se enfrentará al Salzburgo, verdugo del Barcelona.