Música

Madrid, 4 jun (EFE).- "Nunca en esta vida", reza el título de la gira que ha conseguido lo que durante 20 años pareció imposible: reunir en el escenario a la simiente esencial de Guns & Roses, sobre todo a Axl Rose y a un Slash que, inasequible al paso del tiempo, ha saciado los apetitos nostálgicos de la capital española.