Sábado, 04 febrero 2017 | 3:51h.

Ventajas y limitaciones de la Encuesta de Empleo del Tiempo

Ventajas y limitaciones de la Encuesta de Empleo del Tiempo

La metodología aplicada en la Encuesta de Empleo del Tiempo se caracteriza por seguir los criterios de la Oficina Estadística Europea y tiene la estructura de las denominadas encuestas de presupuesto del tiempo.

El objetivo de esta encuesta, dirigida a una muestra de 11.00 viviendas aproximadamente, es conseguir información sobre las actividades diarias de los ciudadanos. Para ello, se sirvieron de diarios personales, de cuestionarios de hogar, cuestionarios individuales y horario de trabajo remunerado, tal y como podemos comprobar en el documento del INE.

¿Para qué sirve esta encuesta?

-Conocer la igualdad/desigualdad entre géneros.

-Saber cuál es la participación de la mujer en el mundo laboral.

-Conocer el reparto de tareas del hogar.

-Conocer el tiempo dedicado al trabajo, flexibilidad laboral, conciliación.

-Conocer el tiempo dedicado al trabajo no remunerado ¿qué valor económico aporta? (economía sumergida)

-Comparar los datos temporalmente.

-Mejorar políticas de transporte.

-Comparar los datos internacionalmente.

-Conocer la participación de los ciudadanos en actividades culturales.

-Conocer el tiempo que dedican los niños mayores de 10 años a realizar actividades extraescolares.

En definitiva, la utilidad de la Encuesta de Empleo del Tiempo es bastante clara, sobre todo porque permite un conocimiento amplio de la sociedad. Estar al tanto de las actividades que realiza la gente en su tiempo libre nos brinda información útil para la toma de decisiones que afectan a la sociedad (igualdad entre hombres y mujeres, conciliación laboral…) y, por ende, facilita la demanda de nuevas políticas sociales y/o de empleo.

Limitaciones

Un aspecto negativo, bajo mi punto de vista, es que esta encuesta, cuyos resultados fueron publicados en 2011, no tiene una periodicidad fija, lo que hace que exista un salto de cuatro años en la comparativa entre la anterior encuesta (2004-2005) y esta (2009-2010), en el que suceden diferentes cambios económicos y sociales importantes.

Por otro lado, en cuanto a la lista de actividades, cabe señalar que las personas que han respondido a la encuesta puede que no quieran decir algunas de las actividades que realizan o que, simplemente, den preferencia a ciertas acciones.

Otro aspecto que quisiera destacar es el esfuerzo que requiere realizar los cuestionarios en periodos de diez minutos; puede resultar una tarea agotadora para aquellos que realicen numerosas actividades y, por lo tanto, no concretarán tanto en sus respuestas.

Desde el ámbito periodístico este tipo de encuestas resultan de gran utilidad, puesto que en ellas se puede encontrar gran cantidad de información. Sin embargo, creo que la periodicidad con la que se realizan podría ser mayor e, incluso, se podría profundizar más en ciertas poblaciones.