Sábado, 04 febrero 2017 | 4:34h.

Limitaciones de los conceptos presentes en las operaciones estadísticas

MARCO CARRASCO MACIASLimitaciones de los conceptos presentes en las operaciones estadísticas

Indicaciones: tenéis que hablar de sus ventajas y limitaciones. Es decir, para qué sirve, para que no sirve y para qué debería servir, pero por cuestiones metodológicas no sirve. Todo esto, muy bien justificado, poniendo ejemplos y demás.

 

Desarrollo:

La Encuesta de Empleo del Tiempo (EET) 2009-2010 la encontramos en el siguiente link: http://www.ine.es/prensa/eet_prensa.htm

Aquí observamos, en el apartado Metodología, los cuestionarios usados: de hogar, individual, el diario de actividades y la evaluación ante la falta de respuesta.

También tiene definido las siguientes unidades de trabajo: de análisis y de muestreo. Así como los ámbitos de la investigación: ámbito poblacional, ámbito territorial, ámbito temporal y períodos de referencia.

En cuanto a la periodicidad de la encuesta, vemos que esta no es fija. La anterior se había realizado siete años atrás.

Me parece importante que se realicen las estadísticas de tiempo libre, sobre todo cuando van armonizadas con un esquema estándar que permite la comparación a nivel de comunidades de un mismo país o entre países de una misma región o continente.

Por ejemplo, la misma encuesta reconoce que se han tenido en cuenta recomendaciones de la Oficina Europea de Estadística (Eurostat), que no estaban en la anterior encuesta, 2002-2003, lo que por cierto llama mucho la atención en cuanto a la periodicidad. Me parece no adecuado porque los hábitos de las personas en cuanto al uso del tiempo servirían más si fuesen estudiados con mayor frecuencia. Cito como referencia el teletrabajo, que se da gracias a los avances tecnológicos. Y por avances como estos es que se debería medir más frecuentemente cómo las personas usan su tiempo y las tecnologías, como lo compatibilizan con su vida de familia o estudios. Lo mismo pasa en el nivel servicios, que citaré más adelante, pero que sin duda hoy se ofrecen unos que hace siete años eran trabajos no remunerados del hogar.

También nos permite hacer una comparación, y es muy importante, entre colectivos (jóvenes, adultos, ancianos) y género de una misma sociedad.

http://alumnos.unir.net/marcocarrascomacias/files/2017/02/resultadoINE.pdf

Ya en 2005 la Fundación BBVA presentaba, por ejemplo, los primeros resultados del estudio ‘El Uso del Tiempo en la vida cotidiana’, realizado por un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de varias universidades españolas dirigida por la catedrática en Sociología María Ángeles Durán, en el que se destaca que, en España, las mujeres trabajan diariamente 56 minutos más que los hombres.

El estudio, que compara sexo, posición laboral y otras cuestiones a nivel de España y de otros países europeos, también fue contrastado con y las encuestas sobre ‘Empleo del Tiempo’ del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de la Eurostat.

La encuesta actual, ya usando los parámetros recomendados por la oficina europea, dice que las mujeres dedican cada día dos horas y cuarto más que los hombres a las tareas del hogar. No obstante, en siete años los varones han recortado esta diferencia en 41 minutos.

También observa que “la participación en actividades de Vida social y diversión disminuye. El 57,7% de las personas realiza esta actividad, lo que supone nueve puntos menos que en 2003”.

Creo que deberían contener otras interrogantes, como sugerencia para tener más datos sobre el uso de los servicios médicos o enfermedades y sus prevenciones.

¿A quién le puede interesar? ¿Para qué pueden servir?

Creo que les pueden servir a empresas que incursionen en nuevas formas de trabajo, como decía antes, el teletrabajo o de servicios, incluso para crear, sino la hay aún, legislación al respecto y en este punto ya hablamos de involucrar políticas laborales.

El estudio anterior que cité menciona, por ejemplo: Los países escandinavos han conseguido simplificar el trabajo doméstico y derivarlo en buena parte hacia los servicios públicos y las instituciones. Francia, Gran Bretaña, Bélgica y Alemania representan un modelo de distribución del trabajo doméstico más acentuado por género, con mayor diferencia entre el tiempo que le dedican las mujeres y los varones.

Le puede interesar, o deberían interesar, a los medios de comunicación. La encuesta más reciente dice que en España El 93,5% de los residentes en este país sigue los medios de comunicación, como actividad principal o secundaria, durante una media de casi cuatro horas diarias, un cuarto de hora más que hace siete años. Aquí hay, cuanto menos, un impulso a seguir mejorando en lo que se haya hecho hasta ahora por enganchar audiencias que antes no estaban informadas a través de los medios tradicionales y que hoy están con mayor presencia, pese a las alternativas que ofrecen las redes sociales y el Internet.

– Un guion de cuestiones que deberían cubrir.

.- Sector salud, enfermedades más comunes, uso de red pública frente a la privada, uso de seguro social o privado.

.- Servicios, frecuencia de visita a restaurantes

.- Viajes, qué impacto tiene el turismo en su economía

 

El apartado metodológico coincide bastante con mi idea inicial. Dice: El objetivo principal de esta encuesta es el de obtener información primaria para conocer la dimensión del trabajo no remunerado realizado por los hogares, la distribución de las responsabilidades familiares del hogar, la participación de la población en actividades culturales y de ocio, el empleo del tiempo de determinados grupos sociales (jóvenes, desempleados, ancianos, etc.) con el fin de que se puedan formular políticas familiares y de igualdad de género, y estimar las cuentas satélites del sector hogares.

Coincide mucho con el fin, creo, como dije líneas más arriba, que este tipo de información debe servir para formular políticas públicas nacionales o supranacionales.

 

No me fío mucho de la representatividad de la muestra, de apenas 19.295 personas de 10 y más años que han cumplimentado un diario de actividades en un día concreto de la semana previamente especificado a lo largo del último trimestre de 2009 y de los tres primeros de 2010.

No sé si ese número y la media de los resultados obtenidos en cada una de las cuestiones facilite extrapolarlos a toda la población española y en ese sentido, el fin para el cuál fue realizada, la de crear políticas públicas, habría que sustentarlo mejor. Tampoco me parece 100% fiable que sean las personas las que rellenen un diario, a cuyas respuestas se da una codificación determinada.