Jueves, 15 diciembre 2016 | 10:25h.

España, un Gobierno Abierto desconocido y opaco para los ciudadanos

ELISA PLUMED LUCASEspaña, un Gobierno Abierto desconocido y opaco para los ciudadanos

España es uno de los 69 países del mundo que pertenece a la Alianza para el Gobierno Abierto (Open Goverment Partnership, OGP). Su adhesión se produjo al final de la segunda legislatura del PSOE, con José Luis Rodríguez Zapatero al frente, sin embargo los dos planes de acción se han diseñado y puesto en marcha durante el Gobierno del PP de Mariano Rajoy.

Aunque según el mapa de la OGP, la situación de España en Gobierno Abierto podría considerarse positiva porque se encuentra desarrollando su segundo plan de acción (como la mayoría de estados miembros), la ciudadanía española desconoce, en gran parte, dichos planes y las medidas al respecto.

Como bien dice el investigador en Gobierno, Administración y Políticas Públicas de la Fundación Ortega y Gasset, Cesar Nicandro Cruz-Rubio, “en España el Gobierno Abierto por ahora no parece una cuestión abierta para la ciudadanía, simplemente se trata de aquello que interpreta el Gobierno como Gobierno Abierto, y ello supone un riesgo de tener una visión parcial y muy limitada respecto de esta doctriina administrativa y política”. Dicha reflexión la aporta en un interesante documento donde se analiza la situación en la que se encuentra el Estado español en dicha materia, titulado “Hacia el informe independiente de progreso 2014-2015 Open Goverment Partnership”.

 

Transparencia, participación y rendición de cuentas son los tres pilares que sustentan las diferentes medidas de Gobierno Abierto que deben adoptar los estados de la OGP, según la Open Goverment Standards.

El Portal de la Transparencia del Gobierno de España se podría decir que es el “compromiso estrella” de los dos planes de acción españoles. La difusión sobre su puesta en marcha fue importante, aunque se vinculó al esfuerzo del Ejecutivo de Rajoy por poner en marcha una Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno en lugar de explicar que hacía referencia al Primer plan de acción sobre Gobierno Abierto que debía llevar a cabo la Administración Pública. A pesar de la curiosidad que despertó dicho portal, (incluida la mía propia), han sido muchas las críticas recibidas por lo complejo que resulta encontrar la información buscada o recibir los datos solicitados.

Por otra parte, otro portal en el Gobierno de España ofrece “transparencia” es www.datos.gob.es, donde parece que, más que exponer nuevas informaciones, recopila todos los datos que se pueden encontrar en las diferentes administraciones españolas (por ejemplo, los pagos del FEGA que ya se encuentran en www.fega.es o la situación hídrica de los embalses, publicada semanalmente por el Magrama).

Otro compromiso adoptado por España en su II Plan es el de “Recursos educativos abiertos”. Su objetivo es “fomentar el uso compartido de los Recursos Educativos Abiertos y, por otro, aumentar su uso, garantizando así que los materiales producidos con financiación pública sean accesibles a todos”. Dicho portal (que debería haberse presentado a finales del año pasado) puede servir para conocer cuáles y cómo son las materias educativas que imparten cada comunidad autónoma, puesto que la Educación es una política transferida a las autonomías. Este sitio web sí que puede resultar interesante, periodísticamente hablando, puesto que quizás, en momentos con intentos de secesión como el actual, se pueda comparar los recursos con los que cuenta una región y otra, cómo se cuenta la Historia en un sitio o en otro, las perspectivas sobre el estado español que se enseñan en diferentes autonomías, etc.

Otros compromisos que del II Plan de España en Gobierno Abierto que parecen interesantes es el de “Mayor control y transparencia de las subvenciones públicas” (que se supone que cumplirá con el ojbetivo de rendición de cuentas) o el “Portal de la Administración de Justicia”.

Sin embargo, el que más dudas me plantea es el de “Mejora de la participación de los agentes del sector en la definición de los objetivos de los Planes Nacionales demás Salvamento Marítimo”. Ignoro la importancia que puede tener para la ciudadanía española, (quizá más para los extranjeros que cruzan el Estrecho de Gibraltar en patera) y cómo puede fomentar el Gobierno Abierto, aunque como periodista que sigo la actualidad del país entiendo que no es algo excesivamente prioritario para gran parte de la sociedad.

Hasta la fecha, el Gobierno de España ha puesto varios continentes o “formas” de Gobierno Abierto, pero poco efectivos, carentes de buenos contenidos, con un “fondo” escaso y complejo. El próximo Ejecutivo que retome las riendas debería realizar un mayor esfuerzo para conseguir una verdadera transparencia, una mayor participación ciudadana y una clara rendición de cuentas, al tiempo que sería oportuno sensibilizar y formar a los ciudadanos sobre qué es el Gobierno Abierto.