Miércoles, 25 enero 2017 | 1:57h.

ENCUESTA DE EMPLEO DEL TIEMPO, ¿FICCIÓN O REALIDAD?

OIHANE BURUAGA DE SANCHAENCUESTA DE EMPLEO DEL TIEMPO, ¿FICCIÓN O REALIDAD?

Una de las cosas que más me ha llamado la atención es la falta de actualización de la encuesta. La última se publicó en 2011, con datos que abarcan del 2009 al 2010 y cuya difusión, salvo en el momento de la publicación, carece de valor. En el momento, julio de 2011, sí que pudo servir para hacernos una idea de las actividades y el reparto del tiempo, pero ahora mismo la realidad puede ser totalmente diferente. Hablamos de siete años de diferencia y considero que uno de los mayores hándicap.

En cuanto a los contenidos abarca un sinfín de actividades: el empleo del tiempo para el trabajo, cuidado personal, hogar y familia, estudios, vida social, deporte, ocio…y dentro de ellos subcategorías más específicas que pueden resultar interesantes para comparar el uso del tiempo según el sexo, edad, nacionalidad o por Comunidades Autónomas.

En mi caso, he realizado una búsqueda en los resultados más “recientes” del porcentaje de personas que realizan X actividad en el transcurso del día y duración media por sexo. La selección ha sido: Dormir, trabajo remunerado, actividades culinarias, jardinería y cuidado de animales, cuidado de niños y ejercicio físico.

¿El resultado? Parece que no hay diferencias de sueño en cuanto al sexo, pero sí con respecto al trabajo donde los hombres están cuatro puntos por encima y dedican una hora más. En cambio, las mujeres seguimos estando al frente de las cocinas con un 80,5% frente al 46,4 de los hombres y también dedicamos más tiempo al cuidado de los niños. En el resto puede haber alguna que otra diferencia en cuanto al porcentaje, pero las horas de dedicación más o menos se mantienen.

Si queremos hacer comparativas la única referencia que tenemos disponible es la encuesta anterior, realizada en periodo 2002-2003. Esto podría estar bien si queremos, por ejemplo, analizar la evolución o el cambio del uso del tiempo antes y después de la crisis económica. Este sea quizá uno de los puntos positivos y es que nos permite contextualizar teniendo en cuenta que en medio ha habido un momento de mucha inestabilidad económica, falta de solvencia, pérdida de puestos de trabajo…

Ahora bien, si revisamos la metodología utilizada nos damos cuenta de que estos datos corresponden a 19.295 personas de 10 y más años, que durante el último trimestre de 2009 y los tres primeros del 2010 han rellenado un diario de actividades. Una muestra, que considero que es demasiado pequeña como para poder extrapolar a una población de más de 46 millones de habitantes. Un periodo (seis meses) demasiado corto como para englobar dos años enteros y unos cuestionarios diarios de 16 páginas que pueden exigir demasiada dedicación y que podrían llegar a formar parte de la propia encuesta como “Trabajo Voluntario y Reuniones”: Responder la Encuesta de Empleo del Tiempo.